Arcadi Oliveres en el camino

Arcadi Oliveres en el camino

En el camino de la construcción de la paz diversas han sido las personas que en Cataluña y España han ejercido una fuerte influencia, pero, sin duda, Arcadi Oliveres ha sido una de las que más ha destacado. Arcadi dedicó todo su proyecto de vida a la promoción de la justicia social, los derechos humanos, la construcción de la paz y la ayuda al desarrollo de los pueblos, siempre con una perspectiva no solo local, sino universal.

Arcadi, como economista, se esforzó en predicar que la economía debe contribuir al bien común y sí no es así es lucro para beneficio de unos pocos lo cual no contribuye al desarrollo de los pueblos. Por ello, dedicó sus conocimientos a la economía del desarrollo, a la vez que criticaba aquello que lo impedía, en especial, el gasto militar y la producción de armamentos, porque ambos son responsables del derroche de recursos que destinados al desarrollo de los empobrecidos podían hacer posible un mundo más justo.

Arcadi Oliveres siempre estuvo vinculado a diferentes movimientos sociales, primero como estudiante en la Universidad de Barcelona cuándo, en 1965, se vinculó a la creación del Sindicato Democrático de Estudiantes en favor de las libertades frente a la dictadura franquista. Más adelante, en la defensa de los derechos humanos, por ejemplo, contra la pena de muerto que impuso el franquismo a Salvador Puig Antich, Jon Paredes (Txiqui) y otros. En el ámbito de la paz, en contra de todas las guerras, en favor del desarme y en defensa de los objetores e insumisos al servicio militar obligatorio. Más adelante, en la Campaña por el Referéndum de 1986 por la salida de España de la OTAN. De él saldrá la propuesta de llevar a cabo la primera Campaña contra el Comercio de Armas en España y en favor de la Objeción fiscal al gasto militar.

Diseñará la primera Campaña por el 0’7% de ayuda al desarrollo de los países Tercer Mundo; más adelante la Campaña contra la abolición de la deuda externa de los países empobrecidos; en 1999 se vinculará al movimiento antiglobalizador contra los acuerdos de la Organización Mundial del Comercio; posteriormente acudirá a los diferentes encuentros del Foro Social Mundial iniciados en Porto Alegre (Brasil) que reclamaban que «otro mundo es posible»; apoyará en Barcelona a los inmigrantes encerrados en las iglesias que reclamaban papeles; y cómo no, al movimiento de los indignados del 15M que llenaron las plazas de Cataluña y España en protesta contra las políticas de recortes ejercidos por los gobiernos catalán y español.

La tarea donde Arcadi más destacó fue como un excelente conferenciante gracias a sus grandes dotes de orador, que lo convirtió en un animador de múltiples movimientos sociales a los que siempre estuvo vinculado. Activismo que practicaba haciendo charlas en seminarios y jornadas por toda la geografía catalana y peninsular. Una tarea que compaginaba con la de profesor de Economía Aplicada en la Universidad Autónoma de Barcelona. Aunque, le interesaba más extender el mensaje de esperanza de conseguir un mundo más justo que el de hacer carrera académica, y no es que no fuera un buen profesor, antes al contrario, sus clases de economía tenían un gran éxito entre el alumnado por los valores solidarios que transmitía frente a las injusticias de la vigente economía capitalista.

Arcadi Oliveres estuvo vinculado a múltiples entidades cívicas, pero fue a Justicia y Paz la entidad en la que tuvo más dedicación y de la que fue presidente de Cataluña y España y desde donde se vinculó a todas las campañas mencionadas. Y entre otras, participó en la creación de la Universidad Internacional por la Pau de Sant Cugat y del Centro de Estudios por la Pau JM Delás.

Arcadi Oliveres, como demócrata convencido era partidario de la autodeterminación de los pueblos y en ese sentido, como catalán, también para Cataluña. Pero, aunque independentista, lamentaba no se hubiera llevado a cabo un debate profundo sobre el modelo de Estado que se quería conseguir en Cataluña, pues como anticapitalista, no deseaba un régimen neoliberal para Cataluña. Además, se pronunciaba en favor de conseguir una mayoría suficiente que permitiera llevar a cabo una consulta y un 50% de la población no justificaba la vía unilateral emprendida pues dejaba desahuciados a la otra mitad de catalanes. Por último, lamentaba que los dirigentes políticos catalanes no se hubieran esforzado en explicar al resto de pueblos del estado el derecho de Cataluña a ejercer la autodeterminación.

La repercusión e influencia del discurso de Arcadi Oliveres ha sido fundamental para la construcción de la paz, la defensa de los derechos humanos, la ayuda al desarrollo y la fraternidad nacional e internacional se hayan extendido por todo el territorio catalán y español. Pero su obra ha dejado una profunda huella que será continuada por muchas de sus discípulas y seguidores.


  Lee el artículo completo en Público

 07/04/2021


Líneas de investigación:
Publicado en Público, el 06/04/2021
Destacamos: ¡Nueva webapp Pacifistapp para estar conectada a la actualidad del pacifismo, el desarme y la desmilitarización!