Competencia entre EE.UU., Rusia y la UE para militarizar Oriente Próximo

Competencia entre EE.UU., Rusia y la UE para militarizar Oriente Próximo

Los portavoces oficiales hablan de llevar la democracia y la necesidad de pacificar la zona, pero lo cierto es que más allá de las declaraciones de buenas intenciones el mercado de las armas es más activo que nunca en Oriente Próximo.
Un ejemplo fue la visita este verano pasado de la secretaria de estado norteamericana Condolezza Rice y el secretario de defensa Robert Gates a los seis países del Consejo de Cooperación del Golfo (Arabia Saudí, Kuwait, Qatar, Emiratos Árabes Unidos, Bahrein y Omán). El motivo, un contrato de venta de armas por valor de 20.000 millones de dólares, la justificación, según la secretaria de estado, contrarrestar la influencia negativa de Al Qaeda, Hizbula, Siria e Irán. Como contrapartida a la venta de armas a los países árabes, se aseguraba una ayuda militar a Israel, 3000 millones de dólares anuales en los próximos 10 años (La Vanguardia 19/8/07)
Lo que si que está claro es que corren buenos tiempos para el complejo militar-industrial norteamericano y la situación explosiva que generan. El Estado ruso, por su parte, no quiere ser menos, como demostró la visita este mismo año de Putin a la Arabia Saudí, Qatar y Jordania, país este último al que Rusia vendió en 2006 armas por valor de 4.900 millones de euros según el instituto sueco SIPRI. Actualmente, los principales Estados vendedores de armas a los Estados de los países que van de Marruecos hasta Pakistán, son por este orden: EEUU, Rusia, Alemania, Francia y Holanda.


Un exemple va ser la visita aquest estiu passat de la secretària d’Estat nord-americana Condolezza Rice i el secretari de defensa Robert Gates als sis països del Consell de Cooperació del Golf (Aràbia Saudita, Kuwait, Qatar, Unió dels Emirats Àrabs, Bahrain i Oman). El motiu, un contracte de venda d’armes per valor de 20.000 milions de dòlars. La justificació, segons la secretària d’Estat, era contrarestar la influència negativa de AlQaeda, Hizbula, Síria i Iran. Com a contrapartida a la venda d’armes als països àrabs, s’assegurava una ajuda militar a Israel de 3.000 milions de dòlars anuals en els pròxims 10 anys (La Vanguardia 19/8/07).

El que si que està clar és el bon temps per al complex militar industrial nord-americà i la situació explosiva que genera. L’Estat rus, per la seva banda, no vol ser menys, com va demostrar la visita aquest mateix any de Putin a l’Aràbia Saudita, Qatar i Jordània, país aquest últim al qual Rússia va vendre el 2006 armes per valor de 4.900 milions d’euros, segons l’Institut suec SIPRI. Actualment, els principals estats venedors d’armes als estats dels països que van del Marroc fins a Pakistan són, per aquest ordre: EUA, Rússia, Alemanya, França i Holanda



Related publications
 02/03/2008

Lines of research:
Featured: New interactive map about border militarisation