Comunicado conjunto del Centre Delàs, ECCHR, CAAT, Mwatana for Human Rights y Rete Italiana Pace e Disarmo: «Crímenes de guerra en Yemen: ¿Es cómplice la industria armamentística europea?»

Comunicado conjunto del Centre Delàs, ECCHR, CAAT, Mwatana for Human Rights y Rete Italiana Pace e Disarmo: «Crímenes de guerra en Yemen: ¿Es cómplice la industria armamentística europea?»
Las empresas europeas deben rendir cuentas por las exportaciones de armas a las partes beligerantes en Yemen

Mañana, el 26 de marzo de 2022, se cumple el séptimo aniversario del inicio de la operación «Tormenta Decisiva», una ofensiva aérea masiva lanzada por la coalición militar liderada por Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos (EAU) en Yemen contra Ansar Allah (Houthis) y las unidades militares leales al ex presidente Ali Abdullah Saleh.

Desde el inicio del conflicto armado, cuando los Houthis y las unidades militares leales al ex presidente Saleh tomaron Sanaa por la fuerza en 2014, y la escalada de marzo de 2015, la organización yemení de derechos humanos Mwatana for Human Rights ha documentado al menos 800 ataques aéreos y 700 ofensivas terrestres que han provocado la muerte de más de 3.000 civiles y, al menos, otras 4.000 personas civiles heridas. Muchos de estos ataques aéreos no habrían sido posibles sin el armamento europeo. A día de hoy, los gobiernos y las empresas europeas siguen apoyando a la coalición mediante la exportación de bombas, armas y piezas de repuesto, así como servicios de mantenimiento y formación. Además, se sospecha que este armamento se ha utilizado en posibles crímenes de guerra.

Por ello, el European Center for Constitutional and Human Rights (ECCHR), Amnistía Internacional, la Campaign Against Arms Trade, el Centre Delàs d’Estudis per la Pau, Mwatana for Human Rights y Rete Italiana Pace e Disarmo presentaron una comunicación ante la Corte Penal Internacional (CPI) de La Haya en diciembre de 2019. Este documento de 350 páginas reconstruye los hechos de 26 ataques aéreos de la coalición que pueden ser catalogados como crímenes de guerra. Los responsables europeos que se benefician o alimentan el conflicto en Yemen deben rendir cuentas. El comunicado hace referencia a las exportaciones de armas de RWM Italia, Airbus Defence and Space y BAE Systems, entre otras. Es necesario examinar tanto la responsabilidad penal de los directivos de las empresas como las prácticas y la responsabilidad de los gobiernos de Italia, España, Francia, Alemania y Reino Unido.

Según las Naciones Unidas, más de 20 millones de personas en Yemen necesitan asistencia humanitaria como consecuencia del conflicto; millones de personas corren el riesgo de morir de hambre, desplazamiento forza y riesgo de perder la vida. Hasta la fecha, la comunidad internacional no ha hecho nada para detener los ataques contra la población civil y, a pesar de las flagrantes violaciones de derechos humanos que se han documentado, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU votó en octubre de 2021 en contra de prorrogar el mandato del Grupo de Expertos Eminentes sobre Yemen (GEE) encargado de documentar las violaciones de derechos humanos en Yemen. Hay que poner fin a la impunidad de los ataques contra la población civil, por lo que es necesario que la CPI y las autoridades nacionales encargadas de hacer cumplir la ley, investiguen la responsabilidad penal de los actores empresariales y estatales. Las estructuras de la industria armamentística europea exigen investigaciones y cooperación transfronterizas para poder rastrear plenamente las responsabilidades y los procesos de todos los actores implicados. Al abrir una investigación e involucrar a las autoridades nacionales encargadas de hacer cumplir la ley, la CPI podría establecer nuevos estándares en el manejo cooperativo de los crímenes internacionales. 

Nuestras organizaciones aplauden la actuación rápida de la CPI para investigar los posibles crímenes de guerra cometidos por las fuerzas rusas y otras partes en Ucrania. Creemos que debería aplicarse un enfoque y una urgencia similares para garantizar la rendición de cuentas por los crímenes de guerra cometidos en todos los conflictos, dondequiera que tengan lugar. La guerra de Yemen dura ya más de 7 años, sin que se hayan realizado esfuerzos significativos para que los responsables rindan cuentas. La CPI y las autoridades nacionales encargadas de hacer cumplir la ley tienen un papel importante que desempeñar en la investigación de posibles crímenes de guerra y en garantizar la justicia para el pueblo de Yemen. 

Más información sobre nuestro trabajo relativo a la responsabilidad de Europa por los crímenes de guerra en Yemen disponible aquí.



Publicaciones relacionadas
 25/03/2022

Líneas de investigación: ,
¡Ya puedes consultar el programa e inscribirte en las Jornadas Anuales del Centre Delàs!