Comunicado del Centre Delàs d’Estudis per la Pau ante la presencia en Motril del barco saudí Bahri Yanbu

Comunicado del Centre Delàs d’Estudis per la Pau ante la presencia en Motril del barco saudí Bahri Yanbu

El miércoles 04 de noviembre de 2020, atracó en Motril el barco saudí Bahri Yanbu, cargado de material de guerra desde Estados Unidos. Mientras Arabia Saudí lidera la coalición de estados involucrados en la guerra de Yemen desde 2015, a la que se le acusa de crímenes de guerra y de una sistemática violación de los Derechos Humanos hacia la población civil de Yemen, el Bahri Yanbu encuentra puerto seguro en el puerto andaluz de Motril. Por tanto, desde la delegación granadina del Centro Delàs de Estudios por la Paz, mostramos nuestro total rechazo y pedimos al gobierno autonómico y a los gobiernos municipales de Andalucía, así como a las autoridades portuarias, responsabilidades por permitir al Bahri Yanbu atracar en Motril en su ruta nefasta.

No es la primera vez que una naviera de Arabia Saudí zarpa de puertos españoles con armas. El pasado 14 de enero llegó al puerto de Motril el Bhari Hofuf cargado, muy posiblemente, de armamento proveniente de Estados Unidos. El 10 de diciembre de 2019 atracó en Sagunto la naviera Bahri Abha donde cargó varios contenedores, que, según fuentes extraoficiales contenían 224 toneladas de explosivos. En mayo 2019, el gobierno español permitió que el mismo buque saudí que el pasado miércoles estuvo en el puerto andaluz de Motril, el Bahri Yanbu, saliese de Santander cargado con armas tras no lograr entrar en el puerto francés de Le Havre por la presión de activistas defensores de derechos humanos que impulsaron un recurso judicial. También desde Santander en septiembre de 2018 otro barco saudí, el Bahri Jazan salió de la capital cántabra con 40 contenedores de granadas días después de que el gobierno socialista levantara el veto que había impuesto a la venta de 400 bombas de precisión, las mismas que Naciones Unidas identificó como las causantes de la muerte de civiles yemeníes. Todas estas navieras han tenido como lugares de tránsito común los terminales marítimos estadounidenses.

Por lo que respecta a la responsabilidad de España, seguimos denunciando el negocio armamentístico que sostiene el Gobierno español con Arabia Saudí, país que ocupa el primer lugar de mayores importadores de armamento a nivel mundial, de acuerdo con el Instituto de Investigación por la Paz de Estocolmo (SIPRI). Además, tan solo en el 2019, el Estado español autorizó la exportación de armamento a Arabia Saudí por 392,8 millones de euros, de acuerdo con los datos de la Subdirección General de Comercio Exterior de Material de Defensa y de Doble Uso. Estas exportaciones tendrían que ser consideradas ilegales si nos atenemos a la propia legislación española y europea sobre comercio de armas debido a la situación de inestabilidad y de conflictos armados existente en la región de Oriente Medio. Desde 2015, la guerra en Yemen ya se ha cobrado la vida de cerca de 100.000 personas, entre ellas más de 7.200 civiles. Un escenario que observadores de la ONU han calificado como “la peor crisis humanitaria provocada por la acción humana en nuestros tiempos”.

Se desconoce si el Bahri Yanbu ha cargado armas españolas en Motril. Esto es debido a la falta de trasparencia y hermetismo que venimos denunciando desde hace años en cuanto a la información relacionada al material de guerra que tanto oculta el gobierno español como el régimen saudí y la naviera. No obstante, aunque no se carguen armas en Motril, es denunciable y vergonzosa la falta de coherencia del gobierno de España al ofrecer puerto seguro a quienes hacen la guerra en vez de a quienes la sufren y huyen arriesgando sus vidas en nuestro mar y sin un pasaje seguro. El gobierno español es responsable tanto de las armas que vende como de ofrecer Motril como lugar de tránsito de las mismas.

Por ese motivo, desde el Centro Delàs demandamos lo siguiente:

  1. Que las autoridades políticas competentes y las autoridades portuarias no permitan la entrada de ninguna naviera saudí en el puerto de Motril.
  2. Que el gobierno autonómico y los gobiernos municipales opten por medidas de inspección previas que garanticen una actividad portuaria ética y consecuente con el respeto de los Derechos Humanos.
  3. Que las políticas y actuaciones que lleven a cabo las administraciones públicas sigan siendo consecuentes con el fomento de cultura de paz y de desarme, como impulsa la propia Ley de Cooperación Internacional para el Desarrollo de la Junta de Andalucía: que se fundamenta en el Preámbulo de la Constitución Española, “en el que la Nación Española proclama su voluntad de colaborar en el fortalecimiento de unas relaciones pacíficas y de eficaz cooperación entre los pueblos de la Tierra […]” (Ley 14/2003, de 22 de diciembre, de Cooperación Internacional para el Desarrollo).
  4. Que el municipio de Motril muestre su más profundo rechazo a la llegada de la naviera saudí.
  5. Por último, exigimos un replanteamiento y un cuestionamiento de las políticas de defensa y seguridad al gobierno español. Las armas españolas no deberían ser utilizadas como instrumentos de política exterior; y más si ello supone violencia y daños irreversibles sobre la vida de millones de personas. 

Granada, 5 de noviembre de 2020.



 06/11/2020

Líneas de investigación:
Destacamos: ¡Nueva webapp Pacifistapp para estar conectada a la actualidad del pacifismo, el desarme y la desmilitarización!