Declaración en el Día de Acción Global contra el Gasto Militar 2016

Declaración en el Día de Acción Global contra el Gasto Militar 2016

“Si queremos dar oportunidades reales a la paz, debemos asignarle un presupuesto real”

En 2015, el gasto militar mundial fue de 1500 millones de euros. Es una cantidad desproporcionada de dinero, que hubiese sido mucho mejor haberla gastado para garantizar la seguridad de las personas. En 2012, el secretario general Ban Ki-Moon afirmó que “El mundo está demasiado armado y en cambio, la paz carece de fondos suficientes».

Esto es inaceptable. Si queremos dar a la paz una oportunidad real, también tenemos que darle un presupuesto real. Hay que hacer más esfuerzos políticos y humanitarios para lograr una paz sostenible, en vez de utilizar el discurso de una «nueva guerra fría» o de una «guerra global contra el terrorismo».

Debemos atacar los verdaderos retos actuales

La crisis mundial de los refugiados es sólo un síntoma de una crisis global de paz. Es una llamada de atención urgente hacia la necesidad de una política de paz ambiciosa. Toda política de seguridad europea creíble tiene que poner un énfasis particular en la construcción de la paz, la lucha contra el cambio climático y el desarrollo sostenible, ya que muchas causas profundas de los conflictos no son de naturaleza militar. El hecho de preferir «soluciones» militares para este tipo de situaciones de conflicto es a menudo contraproducente y no aborda la raíz del problema. Mientras tanto, continúan las exportaciones de armas de los Estados miembros de la UE a gobiernos que abusan e ignoran notoriamente los derechos humanos, a pesar de las obligaciones impuestas por la Posición Común de la UE y por el Tratado Internacional de Comercio de Armas.

Esto tiene que cambiar. Las organizaciones firmantes piden a la UE y sus estados miembros que encuentren un mejor equilibrio entre los gastos militares por un lado, y las inversiones para la construcción de la paz y prevención de conflictos, el Fondo Verde para el Clima y la implementación de los objetivos de desarrollo sostenible (SDGs) por el otro. Hay que reasignar con urgencia los recursos hacia estos SDGs. La próxima Estrategia global de la UE, que será adoptada por el Consejo Europeo de junio de 2016, debería articular claramente esta reasignación de recursos.

En particular, los gobiernos de la UE deben actuar con más firmeza para hacer frente al cambio climático. No se trata ya sólo un problema medioambiental, sino que ha sido reconocido como una fuerte amenaza a la seguridad por expertos militares y más de 110 gobiernos. El cambio climático es de hecho el último «multiplicador de amenazas» que va a agravar situaciones que ya son frágiles, contribuyendo a la agitación social y a la aparición de conflictos violentos. Si los países más desarrollados reasignasen el 8,3 por ciento de su gasto militar, podrían pagar los 100 mil millones de dólares que se consideran necesarios para hacer frente a las consecuencias del cambio climático.

Los recursos militares deben también ser reasignados en parte hacia la realización de los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU; este aspecto es crucial para lograr una paz y seguridad sostenibles. Por ejemplo, si se reasignase el trece por ciento del gasto militar global, podría erradicarse la pobreza y el hambre en todo el mundo (SIPRI).

Vuelta a la diplomacia

Los actuales mecanismos de prevención de conflictos y de consolidación de la paz de la UE y la ONU deben ampliarse y deben contar con los recursos necesarios. Es el momento de «volver a la diplomacia», como sostiene el «Panel de Personas Eminentes sobre la Seguridad Europea como Proyecto Común» en su informe de noviembre de 2015. Asimismo, los estados miembros de la UE deben participar plenamente en la implementación de los programas de la ONU de arquitectura de consolidación de la paz, de mujer, paz y seguridad, y en las misiones de paz de la ONU.

Esperamos involucrar aún más los a ciudadanos y las organizaciones de la Unión Europea en un debate abierto y robusto sobre los resultados contraproducentes de los gastos militares. Esperamos encontrar nuevos socios para trabajar en la campaña mundial sobre el Gasto Militar (GCOMS), y encontrar muchos grupos que participen en el congreso GCOMS de Berlín en septiembre de 2016.

International Peace Bureau
Women in Black, Belgrade
The Conference of European Justice and Peace Commissions
Mouvement Chrétien pour la Paix
Union Pacifiste de France
Stop Fuelling War (Non á Eurosatory)
Centre Delàs d’Estudis per la Pau (Barcelona)
Beati i costruttori di pace (Blessed Are the Peacemakers), Italy
Pax Christi Flanders
Fellowship of Reconciliation (England)
Movement for the Abolition of War (MAW)
11.11.11
Quaker Council for European Affairs
Pax Christi International
Vrede
ForumZFD
Northern Friends Peace Board
Vredesactie
Scientists for Global Responsibility (UK)
Irish CND
Belgian Coalition ‘stop uranium weapons
Abibiman Foundation in Ghana
Schools of Peace Foundation, Colombia
African Leadership and Reconciliation Ministries, Inc. (ALARM)
Just Peace Queensland (Australia)
Independent and Peaceful Australia Network (IPAN)
Foreign Policy In Focus (Institute for Policy Studies, Washington DC)
Australian Quaker Peace and Legislation Committee

Para más información sobre la conferencia preparatoria de GDAMS celebrada en Bruselas el 18 de abril de 2016, ver: www.qcea.org/militaryspending

La conferencia de Bruselas se enmarca dentro de la preparación del próximo congreso global que se celebrará en Berlín el próximo mes de septiembre de 2016. Para más información relacionada con la Campaña Global sobre Gasto Militar que coordina el IPB (International Peace Bureau), ver: www.demilitarize.org



 21/04/2016

Líneas de investigación:
Destacamos: ¡Nueva webapp Pacifistapp para estar conectada a la actualidad del pacifismo, el desarme y la desmilitarización!