Propuestas de paz desarme y no violencia para los municipios-Elecciones municipales 2015

Propuestas de paz desarme y no violencia para los municipios-Elecciones municipales 2015
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En vistas de las elecciones municipales que tendrán lugar el próximo día 24 de mayo, el Centre Delàs d’Estudis per la Pau ha elaborado propuestas para implementar la cultura de paz, el desarme y la no violencia en los municipios. Son recomendaciones elaboradas para los Consejos de Cooperación de los municipios con el objectivo que la cultura de paz sea uno de los ejes fundamentales que guien las políticas municipales de cooperación, solidaridad y ayuda al desarrollo.

Definición de Cultura de Paz

El fomento de una cultura de paz es una de las tareas fundamentales para construir un mundo más equitativo y más justo. De acuerdo con la Declaración sobre una Cultura de Paz, aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas del año 1999, la Cultura de Paz es un conjunto de valores, actitudes, tradiciones, comportamientos y estilos de vida basados en:

  • El respeto a la vida, el fin de la violencia, la promoción y la práctica de la no violencia por medio de la educación, el diálogo y la cooperación
  • El respeto pleno de los principios de soberanía, integridad territorial e independencia política de los estados y de no injerencia en los asuntos que son esencialmente jurisdicción interna del estado, de conformidad con la carta de las Naciones Unidas y el derecho internacional
  • El respeto pleno y la promoción de todos los derechos humanos y las libertades fundamentales
  • El compromiso con la resolución pacífica de los conflictos
  • El esfuerzo por satisfacer las necesidades del desarrollo y la protección del medio ambiente de las generaciones presentes y futuras
  • El respeto y la promoción del derecho al desarrollo
  • El respeto y el fomento de la igualdad de derechos y oportunidades de mujeres y hombres
  • El respeto y el fomento del derecho de todas las personas a la libertad de expresión, opinión e información
  • La adhesión a los principios de libertad, justicia, democracia, tolerancia, solidaridad, cooperación, pluralismo, diversidad cultural, diálogo y entendimiento a todos los niveles de la sociedad y entre las naciones

Así la cultura de paz es aquella que quita toda legitimidad a la violencia, no solamente a la violencia directa (física o psicológica), sino en un sentido mucho más amplio – la violencia estructural – que incluye las injusticias sociales y económicas, la desigualdad de género, las violaciones de los derechos humanos y el no respeto al medio ambiente.

Contextualización en clave municipal

Como entidad política, los municipios pueden hacer una apuesta clara por la cultura de paz, haciendo de este concepto uno de los principios clave de su acción de gobierno. De hecho, como un agente más en el ámbito de la cooperación, los consejos municipales que operan en este área tienen el compromiso de integrar el enfoque de la cultura de paz en todos sus proyectos.

La proximidad con la población le da al Consejo de Cooperación local la posibilidad de jugar un rol importante de sensibilización y educación en cultura de paz, de tal manera que las políticas puestas en marcha por el gobierno municipal tienen repercusiones positivas y visibles para la ciudadanía.

Líneas de acción concretas y propuestas de trabajo

El Programa de Acción sobre una Cultura de Paz que las Naciones Unidas aprobaron junto a la Declaración por una Cultura de Paz, va encaminado a la promoción de la cultura de paz, de la educación, del desarrollo económico y social sostenible, y de la promoción de los derechos humanos. También defiende garantizar la igualdad entre mujeres y hombres, la participación democrática, así como el fomento de la comprensión, la tolerancia y la solidaridad; además de dar soporte a la comunicación participativa y la libre circulación de información y conocimientos. Estas son, entre otras, algunas de las medidas más destacadas que hace dicha declaración sobre la paz y la seguridad internacional.

De acuerdo con lo expuesto, y teniendo en cuenta las competencias de los municipios a través o en colaboración con los Consejos de Cooperación, el Centre Delàs anima a los gobiernos locales a llevar a cabo las siguientes propuestas:

  • Ámbito de sensibilización y educación
  • Intercambio de experiencias: viajes a zonas que han sufrido conflictos armados recientes, invitar a personas que han vivido un conflicto armado a hacer una estancia en el municipio.
  • Producción, y sobre todo uso, de material didáctico de educación para la paz y la no violencia en centros educativos
  • Adquisición de publicaciones sobre paz para las bibliotecas municipales
  • Convocar cursos y charlas a favor de la paz y la no violencia
  • Exposiciones entorno a cuestiones relativas sobre la paz y la no violencia
  • Celebración de las fechas señaladas: 21 de septiembre, día internacional de la paz; 30 de enero, día internacional de la no violencia
  • Acción de gobierno
  • Declaraciones institucionales a favor de la cultura de paz
    • A favor del desarme
    • Contra las armas y centrales nucleares
    • Contra las guerras
    • Contra la venta de armamento
    • Contra la instalación de industrias militares
  • Hermanamiento con municipios que han sufrido conflictos armados
  • Compromisos que reflejen una clara incorporación de la cultura de paz en las políticas municipales
    • No autorizar que el ejército español o la OTAN hagan propaganda en los centros educativos o en actos para jóvenes
    • No dar ayudas públicas a asociaciones, grupos o empresas que promuevan la violencia (audiovisuales, videojuegos, comics, juguetes bélicos…)
    • No fomentar inversiones en la industria militar
    • No celebrar actos de carácter militar ni autorizar maniobras militares dentro de los términos municipales
  • Promoción y facilitación de espacios de diálogo entre colectivos con intereses divergentes

La implementación de la cultura de paz a nivel local tiene un reflejo directo a escala global.  Una ciudadanía concienciada, gracias a las iniciativas locales, se convierte en el motor real del cambio. Por ello, es necesario que los municipios integren la cultura de paz en sus proyectos de cooperación así como en sus políticas internas.



 13/05/2015

Líneas de investigación:
Destacamos: ¡Nueva webapp Pacifistapp para estar conectada a la actualidad del pacifismo, el desarme y la desmilitarización!