26/03/2020

Publicado en Barcelona

La campaña Banca Armada Bankia y el Banco Sabadell financian la industria de la guerra i de control fronterizo y la producción de armas nucleares

  • La campaña Banca Armada exige en la junta de accionistas de Bankia que detenga las inversiones en empresas que se lucran de las guerras y de la militarización de fronteras, vulnerando los derechos de las personas desplazadas por la fuerza.
  • La campaña exige en la junta de accionistas de Banco Sabadell que la entidad deje de invertir en empresas que fabrican armas nucleares.
  • Los activistas de la campaña Banca Armada denuncian que Bankia y Banco Sabadell incrementan un año más su inversión en el negocio de la guerra.

Barcelona, ​​26 de marzo de 2020. Activistas de la campaña Banca Armada han denunciado hoy los vínculos de Bankia y Banco Sabadell con la industria de la guerra.

Debido a la alerta sanitaria y las medidas de seguridad decretadas debido al Covid-19, la junta de accionistas de Bankia -que ha tenido lugar esta mañana- y la de Banco Sabadell -ayer por la tarde- se han celebrado «en línea», por lo que los activistas de #NoBancaArmada que debían intervenir sólo han podido (en el caso de Banco Sabadell, y en representación de accionistas críticos con la entidad bancaria con un total de 107.816 acciones), enviar su intervención por correo.

Sin embargo, desde la campaña Banca Armada se ha difundido un vídeo para cada entidad bancaria con el contenido de la intervención prevista para dar a conocer y denunciar las inversiones que realizan en empresas de la industria de armamento.

Bankia y su inversión en el negocio de la militarización de fronteras

Edgard David Vega, activista de la campaña y miembro del Centre Delàs d’Estudis per la Pau, ha denunciado que Bankia continúa invirtiendo o concediendo créditos a una serie de empresas vinculadas con el negocio de la guerra y la militarización de las fronteras: «hemos podido confirmar que en el periodo 2014-2019 su relación con la industria de armamento se ha materializado con una suma total de inversiones y financiación que ha ascendido a más de 85 millones de euros».

Bankia otorgó 55 millones de euros en créditos a la empresa MAXAM en 2014, y financió en casi 30 millones de euros a INDRA, empresa que dedica alrededor del 27% de su producción a desarrollar electrónica militar, simuladores de vuelo, sistemas de tiro y defensa electrónica.

El caso de INDRA es especialmente flagrante porque, tal y como ha asegurado María Faye, presidenta de Diomcoop (cooperativa que busca alternativas dignas a personas vulnerables en situación irregular), también «se lucra con la gestión de las políticas de control fronterizo que vulneran los derechos fundamentales de las personas refugiadas que huyen de territorios en conflicto como Yemen».

El Banco Sabadell financia la producción de armas nucleares

El informe Shorting our security: Financing the companies that make nuclear weapons publicado el pasado junio por PAX, Profundo y ICAN revela como este banco ha continuado dando su apoyo financiero a AECOM y ha comenzado a financiar General Dynamics, dos empresas que contribuyen a la producción de armas nucleares.

Antoni Tatay, de Justicia i Pau de Valencia, y activista de #NoBancaArmada, subrayó que «General Dynamics cerró el pasado mes de diciembre el contrato de construcción naval militar más grande de la historia, un acuerdo de 22 billones de dólares para 9 submarinos nucleares nuevos».

El Banco Sabadell también ha aumentado la financiación en otra industria de la guerra como es AECOM, triplicando su apoyo a esta empresa entre 2017 y 2019, con un total de más de 65 millones de euros. AECOM trabaja en el Laboratorio Nacional Lawrence Livermore, donde participa en la investigación, diseño, desarrollo y producción de armas nucleares.

Susi Snyder, líder de PAX No Nukes Project y coordinadora de ‘Do not bank on the bomb’ -organización que ofrece información sobre las empresas relacionadas con la producción de componentes clave para las armas nucleares- confirma que Banco Sabadell mantiene relaciones económicas con AECOM y General Dynamics: «cualquier arma nuclear se produce con la intención de aniquilar ciudades. Banco Sabadell tiene la opción de cerrar estas relaciones hoy y contribuir con el fin de las armas nucleares en la Tierra».

Los activistas de la campaña Banca Armada concluyen: «queremos que cambien sus políticas de inversión y financiación. Es hora de dejar de invertir y sacar réditos de este negocio de la guerra».

La campaña también participará de forma virtual en la próxima junta de Banco Santander gracias a los votos que accionistas de todo el estado han delegado a la campaña Banca Armada para denunciar las malas prácticas de estas entidades bancarias en el negocio de la guerra.

Consulta y descarga el vídeo e intervención en la Junta de Bankia y en la Junta de Banc Sabadell.

Consulta y descarga la infografía sobre Bankia y sobre Banc Sabadell.

Sobre la campaña Banca Armada:

La campaña está formada actualmente por ocho organizaciones -Centre Delàs d’Estudis per la Pau, SETEM, Justicia y Paz, ODG, Col·lectiu Rets, AA-MOC, FETS y Fundació Novessendes- que tienen como objetivo denunciar los vínculos de los bancos convencionales con la industria de las armas para sensibilizar a la sociedad sobre la relación de estas prácticas financieras con las tragedias humanas y los conflictos internacionales. www.bancaarmada.org

Para más información:

– Maria Vázquez (Centre Delàs d’Estudis per la Pau)

premsa@centredelas.org – 633 561 498 – 93 441 19 47

– Marina Ubach (SETEM Catalunya)

comunicacio@setem.org / 661 464 220