Activistas de la campaña Banca Armada denuncian los vínculos de Banc Sabadell con la industria armamentista

Activistas de la campaña Banca Armada denuncian los vínculos de Banc Sabadell con la industria armamentista

La entidad financiera Banco Sabadell ha destinado en los últimos cinco años más de 99 millones de euros a financiar siete empresas del sector armamentista. Así lo han explicado dos miembros de la Campaña Banca Armada, Antoni Tatay Nieto, de Justicia y Paz, y Eduardo Aragón Ruíz, del Centro Delàs de Estudios por la Paz.

Más de 22,5 millones de personas en el mundo han migrado a causa de conflictos armados. Millones de estas personas han perdido la vida en las fronteras, explicaba Antoni Tatay durante la intervención en la junta de accionistas del Banco Sabadell que se celebró ayer en Alicante. Tatay ha remarcado el peso de las empresas implicadas en la militarización de la Frontera Sur y en la industria del control migratorio que son financiadas directamente por la entidad bancaria. “Durante el periodo 2013 – 2018 el Banco Sabadell ha invertido más de 99 millones de euros en empresas armamentistas. Concretamente, ha financiado a las empresas MAXAM, ORBITAL ATK, OESIA, AECOM e INDRA. Sus inversiones están fomentando el ciclo económico militar y agravando un problema de escala mundial, el de las personas refugiadas que se ven cada día forzadas a abandonar sus hogares”, señaló.

MAXAM, una de las empresas de explosivos militares más grandes del mundo, con sede social al Estado español, exporta todo tipo de explosivos: municiones de mortero, artillería y armas ligeras, bombas lapa, granadas, entre otros. El Banco Sabadell ha apoyado a la producción de estas armas a través de créditos a Maxam con valores superiores a 29 millones de euros.

Como empresa que se dedica a la línea de negocio de la electrónica militar y el control de fronteras nos encontramos con INDRA, desarrolladora de simuladores de vuelo, sistemas de tiro o defensa electrónica, que lleva a cabo su actividad creando tecnologías aplicadas al ámbito náutico y aviación militar, así como simuladores, absolutamente necesarios para el funcionamiento y desarrollo de los sistemas de armas actuales. Hay que destacar también que INDRA es la principal empresa española de tecnología militar que suministra seguridad inteligente para la gestión militarizada de fronteras, contribuyendo a la agravamiento de los conflictos armados para después hacer una gestión deshumanizada de las fronteras europeas.

El Banco Sabadell ha financiado INDRA con más de 11 millones de euros a través de su cartera de inversión gracias a su participación en fondos de inversión y acciones.

http://www.bancaarmada.org/es/publicaciones/material-divulgativo/769-sabadell-financiacion-a-empresas-de-armamento-2013-2018

Por su parte, Eduardo Aragón, ha explicado como el Bando Sabadell finanza el armamento nuclear, unos de los más letales del mundo, tanto por las personas y los territorios que lo sufren, como por la supervivencia de las personas y seres vivos en el planeta. Durante el periodo 2013-2018 el Banco Sabadell invirtió 56 millones de euros en empresas relacionadas con el negocio de las armas nucleares, según la base de de datos internacional de Banca Armada realizada por el Centro Delàs de Estudios por la Paz.

“Recientemente, los gobiernos de los Estados Unidos y Rusia han anunciado su retirada del Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF), un histórico acuerdo de desarme firmado durante el periodo de la Guerra Fría, que sirvió para alejar de Europa los misiles de crucero de tierra con un rango de 500 y 5.500 kilómetros. Ante la escalada de tensión en el panorama geopolítico internacional actual, consideramos un hecho muy irresponsable hacer negocio con la inseguridad y la inestabilidad geopolítica globales”.

Las empresas AECOM y Orbital ATK, productoras claves de los arsenales nucleares, han recibido entre 23 y 32 millones de dólares del Banco Sabadell.

AECOM es una empresa proveedora de equipación y armas del sector militar, con productos como tanques, vehículos de infantería, sistemas de artillería, sistemas de defensa antiaérea, sistemas de radar, sistemas de comunicaciones y vehículos de ruedas.

Además, la empresa participa en el mantenimiento de la infraestructura del Nevada National Security Site (NNSS), un complejo clave para la producción de armas nucleares en los EE.UU.. Orbital ATK produce sistemas de propulsión de cohetes para el misil balístico Tridente II con lanzamiento desde submarinos. Hay que destacar que Orbital ATK también es responsable de la rehabilitación de los tres tramos de propulsión del Misil balístico intercontinental Minuteman III (ICBM).

El resto de empresas armamentistas financiadas por el Banco Sabadell son: Mitsubishi Heavy Industries, Kawasaki Heavy Industries y United Technologies Corp.

La campaña Banca Armada, integrada actualmente por ocho organizaciones -Centro Delàs de Estudios por la Paz, SETEM, Justicia y Paz, ODG, Colectivo Rets, AA-MOC, FETS y Novessendes- tiene como objetivo denunciar ante accionistas y medios de comunicación los vínculos de esta entidad con la industria del armamento para sensibilizar la sociedad sobre los vínculos de estas prácticas financieras con las tragedias humanas consecuencia de los conflictos internacionales.

Durante el mes de abril, activistas de la Campaña Banca Armada asistirán a las juntas de CaixaBank y Banco Santander.

Puedes ver las intervenciones de los miembros de la campaña en vídeo en los siguientes enlacesla primera intervenciónla segunda intervención y la respuesta del presidente de Banc Sabadell, Josep Oliu.



 01/04/2019

Líneas de investigación:
Destacamos: ¡Nuevo mapa interactivo sobre la militarización de fronteres!