Aprobado el tratado de las Naciones Unidas que prohíbe las armas nucleares en el mundo

Aprobado el tratado de las Naciones Unidas que prohíbe las armas nucleares en el mundo

Nos emociona compartir una buena noticia en la lucha por un mundo desarmado y en paz. El viernes pasado, día 7 de julio, se aprobaba en una sesión de Naciones Unidas el borrador del tratado que prohíbe las armas nucleares, con los votos a favor de 122 países. Un tratado que, como destacó Elayne Whyte Gomez, presidenta de la conferencia de la ONU que ha estado negociando este tratado vinculante, hacía 70 años que se estaba esperando. Como era de preveer, ninguno de los 9 países que se sabe o se sospecha que poseen armas nucleares (Estados Unidos, Rusia, Reino Unido, China, Francia, la India, Pakistán, Corea del Norte e Israel) apoyaron el tratado o estuvieron presentes en la sesión. La mayoría de países europeos tampoco apoyaron el acuerdo, con las excepciones de Austria, Irlanda, Liechtenstein, Malta, Suecia i Suíza. Holanda fue el único país que emitió un voto contrario, mientras que Singapur fue la única asbtención.

El tratado (que podéis leer en este enlace) prohíbe a las naciones firmantes que desarrollen, prueben, transfieran, posean, exporten, usen o que incluso amenacen con usar armas nucleares. No podrán -reza el texto- ayudar, alentar o inducir a nadie a incurrir en ninguna de estas actividades ni permitir la instalación y uso de armamento nuclear en su territorio por parte de otros Estados.

El 20 de septiembre de 2017 se abrirá el periodo de adhesiones al tratado, que debe ser firmado y ratificado por 50 Estados y una vez hecho este trámite, entrará en vigor y se podrán sumar más naciones, incluso aquellas que posean armamento nuclear, siempre y cuando accedan a desactivarlas y destruirlas en un periodo de tiempo determinado, ya que el tratado es legalmente vinculante.

Algunos de los países que poseen armamento nuclear en la actualidad se han opuesto al tratado durante todo el proceso de negociación, con la justificación de que una iniciativa de este tipo debilitaría los mecanismos existentes de desarme y, concretamente, el Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP) de 1968, que ha sido repetidamente criticado porque su objetivo era únicamente limitar el desarrollo de armas nucleares más allá de aquellos países que ya las poseían en el momento de la aprobación del tratado de no-proliferación. Y, en todo caso, incluso en esto ha sido inefectivo.

Reiteramos la alegría y la importancia para la aprobación de este acuerdo, como miembros activos de la Campaña Internacional contra las Armas Nucleares (ICAN), a pesar de que hay que trabajar para que lo firmen y ratifiquen los Estados nuclearmente armados. Creemos, como ya expresamos en esta nota publicada en la web del Centro Delàs, que la aprobación del tratado servirá para forzar a otros estados a firmarlo.

Por último, continuamos exigiendo al gobierno español que rectifique su posición y que se adhiera al tratado una vez éste se abra a adhesiones y rectificaciones.



 14/07/2017

Líneas de investigación:
Destacamos: ¡Nuevo mapa interactivo sobre la militarización de fronteres!