EXPAL firma contrato de colaboración con empresa brasileña

EXPAL firma contrato de colaboración con empresa brasileña

Posible transferencia de tecnologia para la febricación de bombas de racimo de Expal a una empresa brasileña

Del 14 al 17 de abril ha tenido lugar la feria más grande de armamento de América Latina, LAAD 2009. La feria tuvo lugar en Río de Janeiro y ha contado con la presencia de destacadas empresas de producción de armamento españolas, entre ellas, EXPAL (que forma parte del grupo Maxam). Fruto de la participación en dicha feria ha sido el anuncio de EXPAL sobre la firma de un contrato de colaboración con dos empresas brasileñas fabricantes de explosivos y municiones, IMBEL y ENGEPRON.

De los dos contratos, el más preocupante es el que Expal ha firmado con Imbel. Imbel es una empresa que abastece al ejército brasileño de armas portátiles, municiones, explosivos y equipos de comunicación. ¿Por qué nos preocupa dicho contrato? Aunque desconocemos los términos del mismo, nuestra preocupación estriba, en que dadas las semblanzas de producción de las dos empresas se pueda producir un trasvase de tecnología para que desde Imbel se fabriquen minas antipersona o bombas de dispersión con la tecnología desarrollada por Expal, ya que ésta no puede producir dicho armamento en España debido a la firma del tratado de Oslo por parte de España.

España con la firma del Tratado de Oslo se ha comprometido a no usar, desarrollar, fabricar, adquirir, vender y almacenar bombas de racimo; al mismo tiempo que se ha comprometido a destruir las existencias que tuviera. La firma del Tratado por parte del gobierno español, supone de las dos empresas españolas fabricantes de dichas bombas, Expal e Instalaza, han de dejar de producirlas y exportarlas.

Brasil es un país que no ha firmado el tratado de Oslo ni el de Ottawa sobre minas antipersona, y que posee una industria de explosivos capaz de producir dichas bombas y exportarlas. Por esta razón cabe pensar que con la firma de dicho contrato de colaboración de Expal con Imbel, la empresa española ceda la tecnología para la fabricación de bombas de racimo por parte de la empresa brasileña.

Este temor, no es infundado, desde hace unos años se puede observar como la producción de armas que requieren poca tecnología o tecnología intermedia se está trasladando desde países industrializados hacia países en vías de desarrollo. De forma gradual países como Israel, Brasil, Sudáfrica… cada vez van teniendo mayor peso como productores y exportadores de armas.

Dicha tendencia es muy preocupante, por que en la medida en que las campañas a favor del desarme o de control tienen éxito en los países industrializados y conseguimos compromisos de los gobiernos, la industria traslada la producción a países que no se adhieren a los compromisos internacionales. De manera que las armas más baratas o las más dañinas, siguen llegando a destinos que no deberían llegar.



 07/05/2009

Líneas de investigación:
Destacamos: ¡Nuevo mapa interactivo sobre la militarización de fronteres!