Helena Maleno recibe el premio McBride por su tarea en la defensa de los Derechos Humanos en un acto emotivo en Barcelona

Helena Maleno recibe el premio McBride por su tarea en la defensa de los Derechos Humanos en un acto emotivo en Barcelona

La periodista y activista Helena Maleno recibió el pasado martes 18 de diciembre el premio MacBride por la Paz, en un acto organizado por el International Peace Bureau (IPB) y el Centro Delàs de Estudios por la Paz, celebrado en el Museo de Historia de Barcelona. La entrega tuvo lugar en la Sala Martí l’Humà, y contó con la presencia de la galardonada, que pudo asistir a pesar de la complicada situación en la cual se encuentra debido a la persecución y recorte de derechos que está sufriendo.

El coordinador del Centro Delàs y vicepresidente del IPB, Jordi Calvo, presentó la ceremonia, que también contó con las intervenciones de la regidora de Relaciones Internacionales del Ajuntament de Barcelona, Laura Pérez Castaño, el director general de la Agència Catalana de Cooperació al Desenvolupament, Manel Vila, y la presidenta del IPB, Lisa Clark. Vila, destacó como el sector de promoción de la Paz y los Derechos Humanos en Cataluña está siendo especialmente activo, y afirmó que “los reconocimientos son necesarios para dar un apoyo humilde a las personas que, como Maleno, trabajan sobre el terreno”.

Por otro lado, Pérez, destacó la tarea inspiradora de la galardonada: “Tu situación es un ejemplo de la criminalización a la cual están sometidas las defensoras de los Derechos Humanos”. El laudato a Maleno fue a cargo del activista pacifista y periodista, David Fernàndez. En su intervención, presentó la galardonada y su tarea: “Conocemos a Helena en la palabra hecha acción, y en la acción hecha vínculo”. Su texto, de carácter poético, ponía el foco en las brutales políticas migratorias: “Hace 30 años ininterrumpidos que las voces ahogadas, silenciadas y invisibilizadas naufragan en el Estrecho. […] La frontera y el muro definen siempre y sobre todo quién los pone y construye, y nunca quién los sufre”.

Fernàndez quiso recalcar también el rol que tienen los medios en esta situación, en la forma que tienen de explicarlo a los ciudadanos, “no hay Historia sin contrahistòria”; y la incoherencia del Estado español que aplica medidas inhumanas, “en esta ciudad que quiere ser refugio, en este país que conoce el exilio y el éxodo republicano…”, olvidando su historia reciente.

Finalmente, el activista agradeció el trabajo de Maleno: “La pura esperanza

radica en la capacidad de nombrar el intolerable como tal: esta capacidad viene de lejos, del pasado y del futuro. Y esta es la razón por la cual política y coraje son inevitables”. Maleno recogió el premio –una medalla hecha a partir del bronce de armas nucleares destruidas– de la mano de Lisa Clark, que hizo un breve repaso a la vida y tarea de Sean McBride. Maleno agradeció el premio, y emocionada, explicó algunas de las historias que ha vivido durante el tiempo que lleva en el Marruecos, apoyando a las personas en procesos de migración. Aprovechó la intervención para denunciar que las políticas migratorias y la industria de la guerra, que colaboran con las industrias de la esclavitud, “se retro-alimentan”: “han convertido las fronteras en trincheras en las cuales las víctimas son siempre del mismo lado, y son víctimas invisibles”.

El activista explicó como le costó asumir su rol de defensora de los Derechos Humanos, con el acoso del gobierno Marroquí y todos los problemas que se derivan: “Tenemos derecho a defender los derechos, pero en esta guerra horrible de las fronteras, tenemos la obligación de defender los derechos”.



 08/01/2019

Líneas de investigación:
Destacamos: ¡Nuevo mapa interactivo sobre la militarización de fronteres!