Intervenciones en la Junta del Santander 2012

Intervenciones en la Junta del Santander 2012

Intervención de Jordi Calvo en la Junta de accionistas del Banco Santander de 2012 sobre las inversiones en armamento de esta entidad financiera

Buenos días señor Presidente, miembros del Consejo de Administración, señores y señoras accionistas. Mi nombre es Jordi Calvo Rufanges, miembro del Centro Delàs de estudios por la paz de Justícia i Pau. Les hablo en nombre de la campaña Banco Santander sin armas, promovida por Setem, el ODG y la organización a la que pertenezco. Les hablo también en nombre de decenas de accionistas que han delegado su representación en esta asamblea a la campaña Banco Santander sin Armas mediante 220.000 acciones.

Deben ustedes conocer nuestra campaña, ya que éste es el cuarto año consecutivo que participamos en la junta anual de accionistas del Santander. Nuestro objetivo es hoy el del primer día. Denunciar ante ustedes, los medios de comunicación y la opinión pública lo que consideramos una parte de su negocio que no debiera estar produciéndose por lesionar los derechos más fundamentales de las personas más débiles de este mundo. Nos referimos a que algunos de sus negocios son tan nocivos que incluso llegan a favorecer la violencia armada, –es decir, muerte, destrucción y sufrimiento– en los más de treinta escenarios en los que cada año se producen enfrentamientos armados.

Les recordamos que nuestro método de trabajo no está basado en la calumnia ni en la difamación de su entidad. Somos entidades que nos dedicamos a la investigación y sensibilización para conseguir un mundo mejor, donde la vida de cualquier persona se desarrolle en libertad, dignidad e igualdad de oportunidades. Nuestras denuncias están sustentadas en datos reales, que pueden ustedes consultar en sus balances e informes y que son accesibles a través de bases de datos a los que tenemos acceso cualquier ciudadano.

De este modo, hemos realizado este año un informe llamado “La banca armada. Inversiones explosivas de bancos y cajas” en el que hemos recopilado la información a la que hemos accedido en los últimos años sobre las vinculaciones de los bancos y cajas que operan en el Estado español con el negocio de las armas.

Incluimos a las entidades financieras en el negocio de las armas porque el complejo militar-industrial está compuesto por diversos actores entre los que ustedes, con su apoyo financiero, juegan un papel clave. Sin apoyo financiero existirían muchas menos armas y, por tanto, se produciría mucha menos violencia en los enfrentamientos armados, en las guerras. No en vano, las empresas de armamento español tienen un ratio de endeudamiento del 73% de media.

El informe al que he hecho referencia, demuestra que el Banco Santander es un actor de gran relevancia en el negocio armamentístico. La suma de todas las aportaciones del Santander a la industria que fabrica y comercializa armas asciende a 1.020 millones de euros, una cantidad estremecedora, cuando hablamos de armamento y sus consecuencias sobre las personas.

Son muchas las formas en que ustedes ayudan a que haya cada vez más armas en el mundo. Veamos a cuánto asciende su participación en cada una de ellas.

El Banco Santander tiene participaciones accionariales en al menos una empresa de armas española, Amper, que podemos valorar en 847.872 euros, casi un millón de euros. El Banco Santander ha dado créditos y préstamos por 750 millones de euros a siete empresas productoras de armas y ha emitido bonos, acciones y pagarés por nada menos que 150 millones de euros más en el negocio armamentístico. Además, el Banco Santander ha ofrecido a sus clientes fondos de inversión, en los que ha invertido casi 100 millones de euros, hasta en 25 operaciones diferentes. Algunos de estos fondos de inversión tienen nombres comerciales, que les vamos a recordar, para que los clientes del Banco Santander sepan qué les ofrecen ustedes cuando les dicen “con sus ahorros podrían conseguir más rentabilidad si los metiera en este fondo”. Los fondos de inversión armados del Santander son decenas, entre otros podemos nombrar: Banif Dividendo Europa, Santander Premium UK, Santander North American, SA Management UK, Banesto Bolsas Europeas.

Por si esto no fuera poco, el Santander parece que también saca partido de las exportaciones de armamento, que necesitan también de su mediación y apoyo. De hecho, el único país que publica la financiación de sus exportaciones de armamento, Italia, muestra en los informes de su ministerio de finanzas, al Santander en la lista de bancos que financian exportaciones de armas italianas. ¿En cuántos países más estarán ustedes financiando las exportaciones de armamento?

Todos estos datos nos han dado como resultado el ranking de la banca armada, disponible en la web bancaarmada.org, en el que podemos comprobar en qué deshonrosa posición queda cada entidad financiera. Es por ello que queremos hacerle entrega de éste diploma de la campaña Banco Santander sin armas por ser el segundo banco más armado de España. No deben pecar de falsa modestia, es un galardón merecido.

Dígame Sr Emilio Botín, ¿quieren seguir siendo uno de los bancos más armados de España y del mundo? ¿es éste el modelo de negocio del que hacen gala? ¿es esto en lo que quiere convertir al Banco Santander, un banco que se enriquece del sufrimiento y dolor ajeno que producen las armas?

Díganme señores y señoras accionistas, miembros del Consejo de Administración y, sobre todo, usted Sr Botín, ¿duermen ustedes tranquilos cada noche sabiendo de donde viene su dinero?

Gracias por su atención



 02/04/2012

Líneas de investigación:
Destacamos: ¡Nuevo mapa interactivo sobre la militarización de fronteres!