Las Jornadas anuales del Centre Delàs reúnen a un centenar de personas para reflexionar y debatir sobre alternativas a la seguridad hegemónica

Las Jornadas anuales del Centre Delàs reúnen a un centenar de personas para reflexionar y debatir sobre alternativas a la seguridad hegemónica

El pasado 24 de noviembre el Centre Delás d’Estudis per la Pau celebró sus Jornadas Anuales de 2022 bajo el título “Otra seguridad es posible y urgente. Nuevos escenarios para construir paz desde sus márgenes: el papel de las ciudades y la sociedad civil”, co-organizadas con el Institut de Drets Humans de Catalunya (IDHC) y el International Peace Bureau. El encuentro tuvo lugar en el Auditorio Blanquerna, y tuvo como objetivo poner en la agenda la respuesta fallida de la militarización de los conflictos globales y locales, y la necesidad de afrontar nuevos y viejos retos como la violencia, la emergencia climática o la inseguridad en las ciudades, desde nuevas perspectivas.

Para ello se organizó una primera mesa inaugural, donde las presidentas de ambas organizaciones catalanas, Nora Miralles del Centre Delàs y Montserrat Tafalla del IDHC, pusieron en valor la necesidad de construir y organizar espacios deliberativos sobre paz y seguridad. A continuación, intervinieron David Llistar, Director de Justícia Global y Cooperación del Ayuntamiento de Barcelona; y Ovidi Octavi de la Varga Mas, asesor de Proyectos Estratégicos Internacionales de la Dirección de Relaciones Internacionales de la Diputació de Barcelona. Al final de esta primera mesa también intervino Wobine Buijs-Glaudemans, alcaldesa del municipio de Oss (Países Bajos) y presidenta del International Committee of the Association of Netherlands Municipalities (VNG) que remarcó la importancia de que los municipios trabajen seriamente en torno a propuestas alternativas de seguridad.

La siguiente mesa “Nuevos escenarios para la seguridad después de la guerra de Ucrania”, presentada y dinamizada por la periodista de Crític, Laia Soldevila, quiso analizar el mundo que se abre en términos de seguridad desde el estallido de la guerra en Ucrania. Para ello se contó con el periodista y escritor Rafael Poch-de-Feliu, que realizó un análisis sobre la presencia de varias guerras dentro del conflicto ucraniano; guerra civil ucraniana, guerra de Rusia contra la OTAN, guerra de Estados Unidos contra China, … todo ello con la implicación de la Unión Europea.

En la mesa “Construir paz desde los márgenes: el papel del municipalismo y la sociedad civil”, se buscaba mostrar cómo los abordajes actuales a la violencia no están funcionando para aportar alternativas que han generado cambios destacables. En este debate2, Ana Barrero, presidenta de la Asociación Española de Investigación para la Paz (AIPAZ), apuntó que los pueblos tendrían que tener la paz como meta principal, y que deben de ser espacios de diálogo para resolver los conflictos de manera pacífica. A continuación, Dagauh Komenan, historiador en relaciones internacionales africanas apuntó, precisamente, los defectos y fallos de las intervenciones militares en la región del Sahel por parte de potencias europeas, donde la situación ha empeorado. Continuó la mesa el investigador principal del proyecto TRANSGANG, Carles Feixa, que señaló que la intervención de la policía para abordar la violencia derivada de las bandas latinas ha sido completamente inefectiva. En cambio, mostró datos de mejora significativos cuando esta violencia se abordó desde una perspectiva de trabajo comunitario, constituyendo grupos de música entre bandas rivales, por ejemplo. Las dos últimas ponentes fueron Daniela Reina de la ciudad de Palmira en Colombia y Paulo Moraes de Recife en Brasil. Los proyectos de ambas ciudades, PAZOS y COMPAZ, respectivamente, quedaron finalistas en la edición de premios por la paz de CGLU 2022, ganando el premio final el proyecto de Palmira. En su intervención, Daniela Reina, del departamento de Cooperación del municipio, mostró los elevados datos de homicidios que se estaban dando especialmente entre los jóvenes y de qué manera, implicando a estos jóvenes en la creación de espacios seguros donde capacitarse, se redujo la violencia de forma significativa. Por su parte, Paulo Moraes, Secretario Ejecutivo de Seguridad Ciudadana de Recife, expuso los resultados de haber construido tres centros comunitarios en la ciudad como lugares de actividad y encuentro en lo que respecta a la reducción de la criminalidad en la ciudad. Con estas jornadas se da continuidad al congreso organizado en 2019 “Otra seguridad es posible”, con el fin de continuar incidiendo y reflexionando sobre las alternativas que tenemos a la hora de proveer seguridad y construir la paz en el mundo.

Podéis recuperar en vídeo las Jornades completas aquí:



Publicaciones relacionadas
 29/11/2022

Líneas de investigación: