MADE IN E.U.: armas europeas en África

MADE IN E.U.: armas europeas en África

África sigue siendo el continente con la mayor parte de los conflictos armados de larga duración, concentrados sobre todo en África subsahariana.

Además, el último año hemos podido presenciar el estallido de las denominadas «revueltas árabes». Tanto los conflictos armados como la represión de las revueltas se han llevado a cabo con la utilización de armas procedentes del exterior.1

Un análisis de los informes de la Comisión Europea sobre las exportaciones europeas de tecnología y equipamientos militares desde el año 2002 hasta el año 20102 muestra que en este periodo África ha importado una cantidad superior a los 5.000 millones de euros en armas procedentes de países europeos. Además, los datos muestran un aumento del valor de las importaciones para este período, pasando de los 86 millones de euros en 2002, a los 694 millones de euros en 2010.

Cabe señalar que estos informes no incluyen datos sobre las exportaciones de Alemania y Reino Unido, países que según el SIPRI han sido respectivamente el 3º y el 5º exportador mundiales de armas para los años 2006 a 2010. Y que algunos estados europeos, como el español, se abstienen de hacer públicas ciertas exportaciones, que en base a criterios de seguridad nacional son catalogadas como secretos de Estado.

Aun así, en principio, todas las exportaciones son autorizadas (o denegadas) por cada gobierno en base a una serie de 8 criterios recogidos en la Posición Común 2008/944/PESC, por la que se regulan las exportaciones de tecnología y equipamientos militares los Estados miembro de la Unión Europea.

Principales importadores

Según los informes de la Comisión Europea, los principales importadores de tecnología y equipamiento militar del continente africano para el periodo comprendido entre el año 2002 y el año 2010, han sido, ordenados de mayor a menor: Sudáfrica (2.400 millones de euros), Marruecos (655 millones de euros), Argelia (652 millones de euros), Egipto (544 millones de euros), Libia (333 millones de euros), Nigeria (147 millones de euros) y Túnez (106 millones de euros). Todos estos países comparten el hecho de tener un PIB per cápita superior a la media de los países africanos. No es pues de extrañar que sean justamente estos países, con un desarrollo económico más alto, los que más armas importan.

Es interesante señalar, una vez más, que los mismos países africanos que han vivido las revueltas árabes durante el último año han sido importantes importadores de armamento europeo. Así pues, el Gobierno de Ben Ali en Túnez, el de Hosni Mubarak en Egipto o el de Gaddafi en Libia fueron receptores de tecnología y equipamiento militar de los mismos países europeos, que a raíz del estallido de las revueltas en pidieron la disolución y los calificaron como regímenes dictatoriales. En varios casos, y especialmente en el caso de Libia, se ha podido comprobar que este armamento ha sido utilizado en las revueltas para reprimir una población que los gobiernos europeos han dicho después defensar.3

En cuanto al caso de Nigeria, el Programa de Conflictos de la Universidad de Uppsala de Suecia (UCDP, por sus siglas en inglés) constata que el país vive un conflicto interno de intensidad menor desde el año 1966 y sufrió dos conflictos menores en el año 2004, uno en el Delta del Níger y el otro en la región norte del país (criterio 3). Además, según la Escuela de Cultura de Paz de Barcelona (ECP), el país ha sido escenario de violaciones sistemáticas de derechos humanos en el mismo periodo (criterio 2). Finalmente, como ya hemos apuntado, según el PNUD, el año 2010 Nigeria tenía un IDH bajo (criterio 8).

La Universidad de Uppsala también apunta la existencia de un conflicto armado internacionalizado de alta intensidad en Argelia que habría comenzado en el año 1991 (criterio 3). Además, el país tiene tensiones con Marruecos debido a los refugiados saharauis instalados en territorio argelino en la zona de Tinduf (criterio 4). El problema del Sáhara Occidental, que reclama su independencia desde la independencia española en el año 1975, también ha comportado importantes episodios de represión interna en Marruecos (criterio 2).

Exportaciones especialmente controvertidas

Además, los principales países importadores, cabe señalar en el período comprendido entre los años 2002 y 2010 que 49 de los 53 países que en aquel momento conformaban el continente africano (el año 2010 Sudán del Sur todavía no se había constituido como un Estado independiente) recibieron tecnología y equipamiento militar procedentes de países europeos.

A continuación destacamos algunos casos que ponen en duda la aplicación real de los criterios de la Posición Común o la utilidad de la misma en el control de las exportaciones de armas europeas y que, en todo caso, apuntan sobre la (ir)responsabilidad de los gobiernos europeos en la perpetuación de los conflictos armados africanos.

Angola. En el período comprendido entre los años 2002 y 2010, ambos incluidos, importó tecnología y equipamiento militar procedente de países europeos por valor de unos 44 millones de euros. Según la Universidad de Uppsala, desde 1991 Angola vive un conflicto armado interno de intensidad menor, y el año 2002 finalizaba un conflicto interno internacionalizado de alta intensidad que había comenzado el año 1975 (criterio 3). En todo este tiempo la ECP señala la existencia vulneraciones graves de derechos humanos. Por otra parte, el gasto en defensa de Angola del año 2008 representó un 3% del PIB, superior al 2,6% y al 2% que Angola destinó en 2007 a educación y sanidad respectivamente. Además, según el PNUD el año 2010 Angola tenía un Índice de desarrollo (IDH) de los más bajos, 146 en una escala del 1 al 169 (criterio 8).

Chad. De 2002 a 2010 el Chad recibió tecnología y equipamientos militares procedentes de países europeos por valor de unos 24 millones de euros. En este mismo periodo fue el escenario de un conflicto armado interno menor, que según Uppsala finalizó el año 2010 y que según la ECP aún está activo hoy en día (criterio 3). A esto hay que sumar, la existencia de graves violaciones de derechos humanos (criterio 2). Por otra parte, el gasto en defensa el año 2008 representaba un 6’6% del PIB mientras que el gasto en educación y en sanidad representa el año 2008 un 1,9% y un 2% del PIB respectivamente. Además, según el PNUD, Chad tiene IDH de los más bajos (163) y su PIB per cápita el año 2009 era 163 dólares corrientes (criterio 8).

Etiopía. De 2003 a 2010, Etiopía importó armas por valor de unos 37 millones de euros. Desde 1964 Etiopía vive un conflicto armado en la zona de Ogadén y la zona de Oromiya aún es el escenario de graves tensiones que continúan a pesar del conflicto armado, iniciado en 1977, finalizó el año 2009 según la Universidad de Uppsala (criterio 3). Además, según la ECP a día de hoy continúan las tensiones con el vecino Eritrea, con quien tuvo conflicto armado entre los años 1998 y 2000 (criterio 4).  El mismo centro también constata que en todo este tiempo Etiopía ha sido el escenario de violaciones sistémicas de derechos humanos (criterio 2). A todo esto hay que añadir datos del PNUD, según el cual el índice de desarrollo de Etiopía en el año 2010 era de los más bajos (157) y el año 2009 su PIB per cápita era de 344 dólares corrientes (criterio 8).

República Centroafricana. Entre los años 2006, 2008 y 2010, la República Centroafricana importó 3 millones y medio de euros en armas provenientes de países europeos. Según la Universidad de Uppsala, desde 2001, el país vive un conflicto armado interno de intensidad menor (criterio 3). En este periodo, la ECP se ha constatado la existencia de graves violaciones de derechos humanos (criterio 2). Por otra parte, según datos del PNUD su gasto en defensa del año 2008 en relación representó un 1,6% del PIB, una cifra superior al desgaste en educación, 1,3% del PIB, o al desgaste en sanidad, 1,4 % del PIB, para el año 2007. Además, su IDH para el año 2010 era de los más bajos (159) y el PIB per cápita el año 2009 fue 454 dólares corrientes (criterio 8).

República Democrática del Congo. Entre los años 2003 y 2008, y el año 2010, la RD Congo importó armas por valor de 1 millón 200 mil euros. Según la Universidad de Uppsala, el país vivió un conflicto interno menor desde el año 1964 hasta el año 2008, que la ECP aún considera activo (criterio 3). En cuanto a la ECP, el centro señala la existencia de vulneraciones sistemáticas de los derechos humanos en el país (criterio 2). Por otra parte, según datos del PNUD el gasto en defensa en relación al PIB para el año 2008 fue 1,4%, mientras que le desgaste público en sanidad para el año 2007 era 1’2% del PIB (no hay datos del desgaste en sanidad).

Uganda. Entre los años 2003 a 2006 y 2008 a 2010 Uganda importó armamento europeo por valor de unos 2 millones y medio de euros. En el mismo periodo y según datos de la Universidad de Uppsala, el país vivió un conflicto interno internacionalizado en la zona norte del país, un conflicto que se inició en el año 1971 y que continúa activo hoy en día (criterio 3) . Además, el país ha sido el escenario de violaciones sistemáticas los derechos humanos (criterio 2). Finalmente, según el PNUD el PIB per cápita del año 2009 era 490 dólares corrientes y en el año 2010 tenis un IDH bajo (143).

Los datos recogidos ponen en duda la aplicación real de los criterios de la Posición Común en el control de las exportaciones europeas de tecnología y equipamiento militares o, en todo caso, la eficacia real de la legislación europea en la defensa de la seguridad global y el respeto a los derechos humanos. Las exportaciones de armas a países en conflicto, o no se respetan los derechos humanos o con índices de desarrollo bajos, muestran la parte de responsabilidad de los gobiernos europeos del norte en relación a la falta de oportunidades de las poblaciones del sur para optar a una vida digna, en que las necesidades básicas estén cubiertas y las personas vivan libres de las violencias y los temores derivados de la guerra.

1. África no cuenta con una producción propia de armamento, excepto una pequeña producción de armas ligeras en  Sudáfrica.

2. Comissión Europea: Annual Report according to operative provision 8 of the EU Code of Conducte on Arms Exports, n.5-13

3. Ver: Font, T. (2011): “Armas que reprimen rebeliones”. Barcelona: Centre Delàs. Disponible en:http://www.centredelas.org/index.php?option=com_content&view=article&id=762:armas-que-reprimen-rebeliones&catid=43:industria-i-comerc-darmes&Itemid=64&lang=es, consultatdo el 18/02/2012



 05/03/2012

Líneas de investigación:
Destacamos: ¡Nuevo mapa interactivo sobre la militarización de fronteres!