Mandla Mandela hace un llamamiento a la sociedad civil internacional para que pidan a sus gobiernos que den apoyo al boicot a Israel de la misma forma que hicieron con Sudáfrica

Mandla Mandela hace un llamamiento a la sociedad civil internacional para que pidan a sus gobiernos que den apoyo al boicot a Israel de la misma forma que hicieron con Sudáfrica
  • El líder Surafricano, nieto de Nelson Mandela, analizó a través de videoconferencia las similitudes entre el apartheid israelí y el que se vivió en Sudáfrica
  • Más de 1000 personas de 38 países participaron en la videoconferencia “Conversaciones sobre el apartheid” en directo, con Mandla Mandela y Desirée Bela y más de 8000 ya la han visitado online.
  • Si no pudiste seguir la conferencia te invitamos a verla en nuestro canal de youtube.

El pasado 19 de marzo se celebró la conferencia “Conversaciones sobre el apartheid, de Sudáfrica a Palestina”, que fue realizada por videoconferencia,  debido a las medidas de seguridad recomendadas para reducir el contagio del Covid-19. En ella participaron más de 1.000 personas de 38 países.

El acto, enmarcado en la Semana Contra el Apartheid coincide con el 21 de marzo Día Internacional contra el Racismo que este año conmemora la matanza de Sharpeville en Sudáfrica cuando la policía abrió fuego contra una manifestación pacífica que protestaba contra el apartheid y mató a 69 personas negras y otras 180 fueron heridas.

En el mismo participaron el jefe tribal y diputado del ANC (African National Congress), Mandla Mandela, referente en la lucha antirracista y contra el apartheid en Sudáfrica, y también abierto defensor de los derechos del pueblo palestino y de la campaña de Boicot, Desinversiones y Sanciones (BDS) a Israel, que dialogó con la comunicadora antirracista y afrofeminista Desirée Bela. El acto fue presentado por Natàlia Abu Sharar, Presidenta de la Comunidad Palestina de Catalunya.

La conferencia la abrió una emotiva intervención de Natalia Abu Sharar, presidenta de la Comunidad Palestina de Catalunya, que comenzó haciendo un apunte sobre el contexto actual, remarcando que esta situación de encierro que estamos viviendo debido al Covid-19, se asemeja la situación que vive el pueblo palestino en su día a día. Durante la conferencia, que fue conducida a modo de diálogo entre Mandela y Bela, se introdujeron temas esenciales en lo que respecta a la lucha antiracista. Bela, incidió en cómo el racismo afecta profundamente al desarrollo de la vida de muchas personas. La comunicadora, también quiso apuntar la situación de racismo institucionalizado que se despliega en muchos países, como por ejemplo con la construcción de kilómetros de vallas en las fronteras europeas, que criminalizan a las personas migrantes y refugiadas. Bela también encontró un momento para recordar las palabras de Desmond Tutu: “si eres neutral en situaciones de injusticia has escogido el lado del opresor”; así como para apuntar la transversalidad de las luchas, haciendo mención a que no puede existir una lucha antiracista que no sea también feminista.

El diálogo con Mandela comenzó preguntándole si Israel se comporta como un Estado racista, al respecto, Mandela apuntó que, sin duda, hay un racismo institucionalizado, se produce un control sistemático de la vida de los palestinos, robos de cultivos, restricciones de la vida agrícola y productiva y anexiones ilegales de las tierras palestinas. Mandla apuntó paralelismos evidentes con el apartheid sudafricano, en un Estado que se declara “la única democracia de Oriente Medio”, pero que sin embargo niega el acceso al poder político a las personas palestinas para poder cambiar el status quo (Israel se define como un estado judío, automáticamente negando derechos a la población no judía), a la vez que ignora las resoluciones de las Naciones Unidas.

Bela apuntó que este régimen de apartheid ejercido por Israel no sería posible sin el apoyo de la comunidad internacional, a lo que Mandla señaló que es ciertamente sorprendente la posición de la mayoría de los gobiernos cuando realmente una gran parte de la comunidad internacional ha aprobado resoluciones en la ONU a favor del pueblo palestino, y que, además, existe un gran apoyo por parte de la sociedad civil, como muestra la existencia de la campaña BDS. En este sentido, Mandla quiso destacar dos cuestiones importantes: primero, la necesidad de hacer efectivo el boicot a las empresas que permiten, colaboran y se benefician del apartheid, como pasó en Sudáfrica; y segundo, la necesidad de una unión de pueblos oprimidos, empezando por la unión de los mismos palestinos. “La unidad de los oprimidos es crucial” señaló el nieto de Nelson Mandela, como pasó en Sudáfrica, donde los movimientos de protesta llamaron la atención de todo el mundo.

Mandla finalizó con un mensaje contundente: “el apartheid es un crimen de lesa humanidad”. Y apeló a la unión de los pueblos, al papel de los africanos y su capacidad de conectarse con el sufrimiento palestino desde su propia experiencia con el colonialismo y desde la lucha contra regímenes brutales y opresivos, una lucha que no es posible sin el apoyo de otros pueblos. “No debemos descansar hasta que consigamos también una Palestina libre”.

La videoconferencia, que  llegó a contar con el seguimiento de hasta 1000 personas de 38 países de todo el mundo, fue organizada por las entidades catalanas, SUDS, Servei Civil Internacional y Centre Delàs, así como por la Coalició Prou Complicitat amb Israel, y contó con el apoyo de varias organizaciones e instituciones, como por ejemplo La Fede, el Institut de Drets Humans de Catalunya o el Centro de Estudios Africanos e Interculturales, entre otros, así como el del Ayuntamiento de Barcelona y el de la Agència Catalana de Cooperació al Desenvolupament. El acto se organizó en coordinación con entidades de Roma, París y Londres, ya que Mandla Mandela no pudo realizar su tour europeo debido a la situación actual; BDS Italia, Solidarita por la Palestina, BDS France y Palestine Solidarity Campaign.



 24/03/2020

Líneas de investigación:
Destacamos: ¡Nuevo mapa interactivo sobre la militarización de fronteres!