Empieza la campaña de objeción fiscal al gasto militar

Empieza la campaña de objeción fiscal al gasto militar

Este mes de abril se inició la campaña de presentaciones de declaraciones de renta 2022 y los grupos de objeción fiscal al gasto militar inician también la campaña de objeción fiscal al gasto militar. Desde el Centre Delàs apoyamos a las personas que optan por denunciar este gasto militar en el Estado español practicando la desobediencia fiscal y negándose a que parte de sus impuestos se destinen a mantener la estructura militar.

Justamente en estas semanas hemos conocido los nuevos datos de gasto militar mundial de 2022 que publica el Stockholm International Peace Research Institute (SIPRI), que reafirman una tendencia al alza que ha sido reforzada a partir de la invasión rusa de Ucrania. El mundo dedica ya 2,24 billones de dólares anuales a preparar la guerra, lo que supone el 2,2% del PIB mundial. En este contexto, Europa ha registrado el mayor incremento desde la Guerra Fría (+13%).

El caso del Estado español no es una excepción, y es que en 2022 dedicó según los datos del SIPRI muestran que el Estado español dedicó 20.306 millones de euros al gasto militar en 2022, y se sitúa en el 16º puesto del ranking mundial (15º en 2021). Según los cálculos del Centre Delàs d’Estudis per la Pau la cifra es aún superior y alcanza los 23.470 millones, unos datos que tienen en cuenta aparte del presupuesto consolidado del Ministerio de Defensa, de 11.709 millones, el resto de gastos militares repartidos en otros ministerios que no se incluyen en los créditos de Defensa (según aconseja la OTAN en los países miembros), y el presupuesto finalmente ejecutado, normalmente superior al inicial.

Este año, los PGE de 2023 destinan un presupuesto para el Ministerio de Defensa de 12.827 millones de euros (un 23,4% más que en 2022) pero, según el cálculo del Centre Delàs, se ha alcanzado un gasto militar real más del doble de esta partida, con un valor de 27.617 millones de euros, lo que significa que España sobrepasaría ya el objetivo de gasto militar del 2% de su PIB exigido por la OTAN.

Teniendo en cuenta el contexto actual de repunte belicista y militarista y la existencia de más de una treintena de conflictos armados activos en el mundo y más de 103 millones de personas desplazadas por la fuerza, el Estado español no puede seguir siendo ne cómplice a través de la producción, venta y envío de armas que alimentan las guerras.

La coyuntura actual requiere más que nunca que reinvertimos el gasto militar en el abordaje de la actual crisis ecosocial, y esto sólo será efectivo cuando la sociedad civil y las ciudadanas lo reclamemos y objetemos fiscalmente y de forma masiva, a nuestras declaraciones de renta, al igual que sucedió con el servicio militar obligatorio. De otra forma, nos convertimos en corresponsables, a través de nuestros impuestos, de los impactos de las armas y las guerras en el mundo.

¿Te animas? Contacta con el Servicio de Objeción Fiscal al Gasto Militar en www.objecciofiscal.org o obfiscal@pangea.org y recibe asesoramiento y acompañamiento.



Publicaciones relacionadas
 26/04/2023

Líneas de investigación:
Ya puedes matricularte en la próxima edición de la Escuela Pacifista que tendrá lugar en Cataluña los meses de marzo y abril de 2024