Más de un centenar de organizaciones de la sociedad civil exigen una reducción y reorientación urgente de los gastos militares de todo el mundo, que en 2020 alcanzaron casi los 2 billones de dólares

Más de un centenar de organizaciones de la sociedad civil exigen una reducción y reorientación urgente de los gastos militares de todo el mundo, que en 2020 alcanzaron casi los 2 billones de dólares

El Stockholm International Peace Research Institute (SIPRI) ha publicado hoy nuevos datos sobre el gasto militar global correspondientes al año 2020, una cifra que crece por quinto año consecutivo hasta llegar a los 1,98 billones de dólares, 64 mil millones más que el año anterior. Este aumento del 2,4% en términos reales, se produce en el primer año de pandemia causada por la Covid-19.

Los cinco países que lideran el ranking de mayores gastos militares del mundo del año 2020 fueron los Estados Unidos, China, India, Rusia y el Reino Unido, que juntos representaron el 62% del gasto militar mundial. El gasto militar estadounidense creció un 4,4% el 2020, hasta los 778.000 millones de dólares. China (+1,9%), India (2,1 por ciento), Rusia (2,5 por ciento), y Reino Unido (2,9 por ciento) también aumentaron sus gastos militares en 2020. El gasto militar acumulado de los países miembro de la OTAN alcanza los 1,1 billones de dólares, el 56% del total mundial. Casi todos los países miembro de la OTAN aumentaron sus presupuestos militares en el año 2020, 12 de los cuales han destinado un 2% o más de su PIB a gasto militar.

Si sumamos los gastos de los estados miembro de la Unión Europea, el agregado es de 233.000 millones, el 12% del total, el tercer gasto más elevado del mundo, tras los Estados Unidos y China. La publicación de estos datos coincide con la celebración esta semana en el Parlamento Europeo del debate y votación final sobre la creación del Fondo Europeo de Defensa (EDF, por sus siglas en inglés), que destinará 8.000 millones de € a la industria militar y de seguridad durante el periodo 2021-2027. Esta cifra se sumará a los ya crecientes presupuestos de defensa de cada Estado miembro. 

Tal y como muestran estos datos, a pesar de la situación de emergencia sanitaria y de crisis social, económica y climática, la militarización continúa un año más acelerándose de manera alarmante. En el marco del Día Global de Acción sobre el Gasto Militar (GDAMS por sus siglas en inglés), la reconocida organización internacional de paz Internacional Peace Bureau (IPB) junto con el Centre Delàs d’Estudis per la Pau – que lidera esta campaña), han organizado una rueda de prensa para valorar los Nuevos datos de gasto militar y pedir una reducción del gasto militar del Estado español y la reorientación de estos presupuestos a dotar de recursos y medios para hacer frente a la actual crisis sanitaria y ecosocial.

Los nuevos datos publicados por el SIPRI sitúan de nuevo a España en la 17ª posición del ranking de países con mayor gasto militar en 2020, con una cifra de 17.400 millones de €, registrando una ligera disminución respecto al año anterior. Según los cálculos del Centre Delàs d’Estudis per la Pau la cifra es superior y alcanza los 19.762 millones de euros, el equivalente a 55 millones de euros diarios, unos datos que tienen en cuenta a parte del presupuesto consolidado del Ministerio de Defensa, de 10.199.000 €, el resto de gastos militares repartidos en otros ministerios que no se incluyen en los créditos de defensa (lo que aconseja la OTAN a los países miembros). Jordi Calvo, coordinador del Centre Delàs d’Estudis per la Pau y vicepresidente del IPB, ha alertado de la necesidad de la reducción de estos gastos militares: «España ha aumentado su gasto militar en plena pandemia y ha decidido aumentarla para el año 2021, estamos hablando de un aumento cercano al 10%. Cabe destacar que la I+D militar prevista para 2021 es de 800 millones y la I+D sanitariadestinada para las vacunas u otras eventualidades es de 200 millones».

En este sentido, Esperanza Fernández, miembro de Marea Blanca Cataluña, ha recordado que «cualquier gobierno debe tener en cuenta las consecuencias de los recortes y debe pensar que los impuestos deben orientarse a la calidad de los servicios públicos. Si el gasto militar se dedicara a las necesidades de sanidad y educación sería muy beneficioso».

Esta demanda se enmarca en una acción conjunta entre más de 140 organizaciones de la sociedad civil de 30 países diferentes que han hecho público un llamamiento a los gobiernos de todo el mundo para que reduzcan sus gastos militares, para destinarlos a hacer frente a la crisis sanitaria y la crisis ecosocial. Estas organizaciones han querido destacar el alto coste de oportunidad que representaría una reducción de los gastos militares a nivel global: con una reducción del 10% en el gasto militar mundial se podría financiar la educación universal (Objetivo de Desarrollo Sostenible 4) y con el 9% del total se podría financiar en diez años la adaptación al cambio climático que propone la Global Commission on Adaptation; sólo con 26 horas sin gastar dinero en armas se podría salvar del hambre a 34 millones de personas o con los gastos militares de los estados miembros de la UE durante los últimos 4 años, se podría financiar el Green New Deal Europeo.

Andrés Amayuelas, hasta este año presidente de la Coordinadora Española de ONGD ha apuntado que «según el comité de ayuda para la OCDE, España es uno de los países que en 2020 redujo su gasto en cooperación, hasta los 2.460 millones. El panorama para 2021 no es mejor, 3.115 millones frente a los 21.623 millones en gasto militar que desgranó el Centro Delàs«.

«La tendencia global hacia una militarización extrema de las relaciones internacionales, es una realidad que parece no tener fin. Mientras se mantenga esta tendencia, tenemos que poner la alarma sobre que se decida hacer frente a cualquier crisis mediante el aumento del gasto militar, como la respuesta a posibles futuros conflictos, respuesta cada vez más securitizadora, incluso ante la pandemia, que exige otro tipo de medidas», ha alertado Jordi Calvo.



 26/04/2021

Líneas de investigación:
Destacamos: ¡Nueva webapp Pacifistapp para estar conectada a la actualidad del pacifismo, el desarme y la desmilitarización!