Jordi Calvo, coordinador del Centre Delàs, participa al PyeongChang Peace Forum 2020

Jordi Calvo, coordinador del Centre Delàs, participa al PyeongChang Peace Forum 2020

Jordi Calvo, coordinador del Centro Delàs de Estudis por la Paz, vicepresidente de IPB y coordinador de la Campaña Global sobre el Gasto Militar GCOMS, asistió al Foro de Paz de PyeongChang 2020 (PPF 2020), una plataforma de paz global que brinda el impulso para establecer la paz desde la Península de Corea sobre la comunidad global. Este año, en conmemoración del 70 aniversario del estallido de la Guerra de Corea, el PPF 2020 reunió a reconocidos expertos nacionales e internacionales para explorar medidas prácticas para lograr la paz en la Península e ir más allá de la disputa y la división que han existido durante estos 70 años. La Agenda PyeongChang para la Paz 2030 también se adoptó durante estos días (del 9 al 11 de febrero), proponiendo un conjunto de ideas e iniciativas para promover la paz y el desarme en el contexto del Decenio de Acción de los ODS de la ONU.

Jordi Calvo participó en el primer panel de la 4ta Sesión Plenaria sobre Paz y Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), donde los ponentes exploraron varias dimensiones de los movimientos de la sociedad civil por un mundo pacífico, justo e inclusivo teniendo en cuenta la agenda global sobre el mantenimiento de la paz, el desarme y los ODS. En su presentación, Calvo abogó por reducciones importantes del gasto militar y por su reasignación a las políticas de consolidación de la paz y la seguridad humana. Al describir y comparar las tendencias mundiales del gasto militar, las transferencias de armas y los conflictos armados de los últimos 70 años, que están visiblemente conectados cuando se muestran en gráficos, Calvo puso de manifiesto la urgente necesidad de detener la militarización en curso y los procesos de acumulación de armamento, como una herramienta para reducir la posibilidad de guerras y conflictos, pero también como una forma de liberar los recursos necesarios para proporcionar seguridad social y ambiental e implementar programas como los ODS de la ONU.

Por último, alentó a los participantes a participar en los Días Globales de Acción sobre el Gasto Militar (GDAMS) que este año tendrán lugar entre el 10 de abril y el 9 de mayo e incluirán una amplia variedad de acciones (desde conferencias de prensa y talleres, hasta protestas o puestos callejeros) en más de 30 países.

Otro resultado del Foro fue el Mensaje de PyeongChang para la Paz 2020, que es un resumen de las deliberaciones de los participantes de la sociedad civil. Cada participante está llamado a actuar sobre algunos o todos los elementos de acción que el Mensaje reclama, cada uno según las especificaciones y requisitos de sus propias organizaciones. Jordi Calvo participó en la sección H, sobre Paz, Desarme y los ODS:

34. Reafirmamos el objetivo principal de las Naciones Unidas de «salvar a las generaciones venideras del flagelo de la guerra», y pedimos a los gobiernos que implementen este objetivo utilizando plenamente la variedad de mecanismos descritos en la Carta de las Naciones Unidas para la resolución pacífica de conflictos, incluidos aceptar la jurisdicción obligatoria de la Corte Internacional de Justicia (ICJ).

35. Se requiere de paz y desarme para lograr los ODS. La actividad militar, ya sea en tiempos de paz o de guerra, contribuye considerablemente a las emisiones de carbono y al cambio climático. La producción, la proliferación y el uso de armas socavan las estructuras sociales, erosionan la seguridad, aumentan los riesgos para la actividad económica y social, contaminan el medio ambiente y amenazan la salud humana, la vida y los medios de vida. Además, una de las razones clave para la acumulación militar y las amenazas militares es la protección de los suministros de petróleo, contribuyendo aún más al cambio climático y evitando la transición a una economía sostenible.

36. Acogemos la Agenda para el Desarme del Secretario General de la ONU – Asegurando nuestro futuro común (2018) y las conexiones realizadas en esta agenda entre la paz, el desarme y los ODS. Hacemos un llamado a la implementación completa de la agenda, y especialmente a la eliminación de las armas nucleares para 2045, el centenario de la ONU.

37. También pedimos a los gobiernos que establezcan disposiciones constitucionales que comprometan a sus países a la resolución pacífica de los conflictos, incluidos los conflictos menos visibles y prolongados, los conflictos cibernéticos, la reducción y eliminación progresivas de los ejércitos permanentes y la redistribución del gasto militar para apoyar los ODS. .

38. Expresamos una grave preocupación por el poder de las industrias de armas y combustibles fósiles que están frustrando la paz, el desarme, la democracia, los derechos humanos y la acción climática. Hacemos un llamado a la sociedad civil, los gobiernos y las instituciones financieras a desinvertir en los combustibles fósiles, las armas nucleares y otras industrias militares, y reinvertir de acuerdo con los principios ambientales, sociales y de gobernanza.

39. Solicitamos la plena implementación de las Resoluciones 1325 del Consejo de Seguridad de la ONU sobre Mujeres, Paz y Seguridad (WPS); 2250 sobre Juventud, Paz y Seguridad, y 2419 sobre Juventud, Prevención de Conflictos y Resolución de Conflictos, y para la implementación de la Resolución 74/64 de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre Juventud, Desarme y No Proliferación, y especialmente para garantizar la representación de los jóvenes y las mujeres en los organismos de toma de decisiones.

Puedes descargar el Mensaje para la Paz de PyeongChang 2020 aquí.



 03/03/2020

Líneas de investigación:
Destacamos: ¡Nuevo mapa interactivo sobre la militarización de fronteres!