La privatización en el ejército español

La privatización en el ejército español

El Ministerio de Defensa durante la etapa de Federico Trillo como ministro contrato servicios de seguridad privada con la empresa PROSEGUR. Las cifras de facturación pasaron de 282 mil euros en 1996, año en que el Partido Popular alcanzó el gobierno, a 2.657 millones de euros en el 2002.

Es decir, el Ministerio de Defensa español no confía en sus propios cuerpos para garantizar la seguridad de sus instalaciones y fuerzas armadas y contrata en el sector privado esos servicios. Esta es una tónica que se está generalizando en muchos otros países donde vemos como los estados subcontratan la seguridad a empresas privadas que substituyen a los propios ejércitos nacionales. La guinda que adorna ésta noticia, es que el propio Federico Trillo ha figurado como asesor en la nómina de Prosegur. Octubre 2005



 06/12/2005

Lines of research:
Featured: New interactive map about border militarisation