¿Negocio de las armas en el estado español?

¿Negocio de las armas en el estado español?

La situación de la industria y el comercio de las armas en España en el período 1990-1997

Publicado en la revista Pueblos, Madrid, 1999.  Gemma Xarles i Jubany, C3A – Campaña Contra el Comercio de Armas (enero de 1999)

En las causas de las guerras se mezclan razones políticas y económicas, pero si hay algo que los alimenta, es el hecho de que las partes esten armadas. A menudo se da la cupla a las grandes potencias económicas, pero si bien es cierto que potencialmente son más importantes, no por esto se debe menospreciar el papel que un estado como el español juega en este terreno.

Efectivamente, España no ha formado parte del listado de los principales países exportadores de material militar (aunque a causa de unas ventas sustanciosas en el 97, se ha colocado en el quinto lugar), pero debemos analizar lo que se hace con el dinero de todos los contribuyentes para saber hasta que punto somos, en parte cómplices de matanzas y violaciones de los Derechos Humanos que existen en el mundo.

LAS EXPORTACIONES ESPAÑOLAS

España dentro del ranking mundialEn el ranking de países exportadores de armamento España no forma parte del grupo de los más importantes, formado por Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, China, Alemania y Rusia. Éstos concentran el 84% de las exportaciones realizadas (datos de 1997). El 16% es realizado por 29 países, entre los que está España.Los principales exportadores de armamento pesado convencional, 1993-97(valores en dólares americanos y precios constantes, 1990)

Ranking Exportador 1993 1994 1995 1996 1997 1993-97
1993-97 1992-96
1 1 Estados Unidos 12504 10434 9823 9528 10840 53129
2 2 Rusia 3541 1117 3218 3904 3466 15246
3 4 Gran Bretaña 1585 1506 1726 1975 2631 9423
4 5 Francia 898 704 811 2004 3343 7760
5 3 Alemania 1562 2392 1255 1399 569 7177
6 6 China 1108 687 887 679 170 3531
7 7 Holanda 351 502 381 440 504 2178
8 8 Italia 353 289 338 393 408 1781
9 9 Canadá 220 365 434 239 81 1339
10 14 España 94 260 120 117 639 1230

Fuente: Yearbook 1998. Armaments, disarmaments and international security. SIPRI (Stockholm International Peace Research Institute).

 Problema estadísticoEn este cuadro se debe tener en cuenta uno de los principales problemas al hablar de exportaciones de armamento, ya que únicamente se hace referencia a las armas convencionales (aquellas que no son ni biológicas, ni nucleares, ni químicas) y pesadas (artillería, cañones, ametralladoras, tanques, misiles, vehículos, aviones, barcos, etc.), por lo tanto no se tienen en cuenta ni los productos de doble uso ni las armas ligeras (artillería ligera – de bajo calibre – como pistolas, fusiles, explosivos). Éstas, según Naciones Unidas son las causantes de la mayoría de las victimas (el 90% de ellas, civiles) en las guerras que tienen lugar actualmente en el mundo.

El comercio de armas en España está caracterizado por el secretismo por parte del gobierno y de las empresas (las memorias anuales, si se publican, a menudo dan pie a confusiones), y por la dificultad para encontrar información sobre las exportaciones (el sistema arancelario no permite la distinción entre algunos productos militares y civiles).

Estos inconvenientes en el cómputo de las exportaciones, hace que las cifras sean muy inferiores a las reales, y varien según la fuente y el criterio que haya sido aplicado.El secretismo por parte del Estado

En España las exportaciones de armamento deben ser aprobadas por la Junta Interministerial Reguladora del Comercio Exterior de Materia de Defensa y Material de Doble Uso (JIMDDU), formada por representantes de los ministerios de Comercio, Defensa, Economía, Asuntos Exteriores, Industria, e Interior, pero sus actas son clasificadas como secretas.

A raíz de la presión realizada por la opinión pública en los últimos años, fue aprobada una Proposición no de Ley, el 18 de marzo de 1997 que obiga a divulgar anualmente los resultados de las ventas de armas.

La JIMDDU ha publicado un primer informe con las estadísticas de las exportaciones realizadas para el período 1991-96 valorando la media anual en torno a los 17.000 millones de pesetas, datos inferiores a las estimaciones que la Dirección General de Comercio Exterior realizó en 1995 y a los que calculan distintos centros de Investigación para la Paz. Además este informe no detalla las cifras por tipo de armamento.Principales clientes

Los distintos centros de Investigación para la Paz, determinan que en los últimos años las exportaciones españolas de armamento se sitúan entre los 60.000 y 80.000 milones de pesetas anualesEntrega de material militar español, 1988-1995 (en millones de ptas)

Turquía 60.100 Angola 15.300
Marruecos 59.800 Arabia 14.700
Tailandia 35.900 Filipinas 12.0000
Chile 33.100 Francia 12.000
Irán 22.500 Indonesia 10.400
Corea Sur 19.000 Eslovaquia 10.000
Jordania 17.000 Portugal 10.000

Fuente: “Secretos que matan”. Vicenç Fisas, 1997

Algunos de los principales destinatarios del material militar español son países caracterizados por su desprecio de los derechos humanos. En estos países se practican malos tratos y tortura a los detenidos, se realizan ejecuciones extrajudiciales y desapariciones, y la pena de muerte no está abolida,…. Algunos de ellos, como Angola e Irán estaban sujetos al embargo por parte de Naciones Unidas en el momento de realizar la importación. Otros, como Indonesia y Turquía tienen conflictos internos.

En 1997, según el gobierno, se superó la cifra de 95.000 millones de pesetas por venta de armamento y material de doble uso, gracias a unos contratos sustanciosos conseguidos con Tailanda (venta de un portaaviones por parte de la empresa pública Bazán, que representó unos ingresos de 48.405 millones de pesetas), Turquía e Indonesia (venta de aviones y piezas de recambio por parte de CASA). Este hecho ha permitido al estado aumentar su importancia en el ranking mundial (como se puede observar en el cuadro mostrado) pero hace patente una vez más la falta de voluntad del estado para cumplir los compromisos tomados. También va en esta dirección la información publicada en los medios de comunicación sobre el contrato firmado, este año, por un valor de 300.000 millones de pesetas (considerado el importante que ha realizado España), con el gobierno turco en que van a participar distintas empresas españolas, entre ellas CASA, Bazán, INDRA y la Empresa Nacional Santa Bárbara. Principales empresas exportadoras

Desde 1988 las empresas públicas son las más involucradas en estas exportaciones

Principales empresas exportadoras 1988-95 (en millones de ptas)

ASA 121.000
BAZAN 86.000
IVECO-PEGASO 29.000
INDRA/CESELSA/INISEL 29.000
EXPAL-EDB 12.000
SANTA BARBARA 8.000
ENASA 4.000

Fuente: “Secretos que matan”. Vicenç Fisas, 1997

 LA INDUSTRIA DE ARMAMENTO EN ESPAÑA

El negocio de las armas es éticamente criticable, pero se puede defender económicamente hablando? Se trata de un negocio rentable? Defender el mantenimiento de la industria militar es defender unos puestos de trabajo y unos ingresos reales para el conjunto de la población del estado?

Ante el reto de la Integración Europea y, al igual que en todos los sectores de la Economía, la industria española de defensa deberá responder a los intereses “imperialistas” de Europa. En la Europa del futuro, la Agencia Europea de Armamento se encargará de realizar los programas de I+D conjuntos, los programas de producción conjunta y la venta conjunta y se crearán los consorcios europeos. Consorcios que sólo van a integrar aquellas empresas económicamente viables.

Un ejemplo es la Compañía Europea Aeroespacial y de Defensa (CEAD) cuyo informe de constitución la define como una “empresa auténticamente multinacional con operaciones en distintos países” propietaria de sus activos y recursos, “que debe dirigirse y controlarse como una sola unidad”, mientras que las entidades nacionales se limitarán a servir de interlocutores ante sus administraciones (El País, 6 de mayo de 1998). Este proyecto aeronautico europeo pasa por la privatización de la empresa española CASA y la eliminación de 970 puestos de trabajo – 1.700 según los sindicatos que se basan en un informe confidencial de la dirección de la empresa (El País, 19 de Julio de 1998)

Por tanto debemos analizar la viabilidad económica de las industrias españolas de armamento, para ver si son susceptibles de formar parte de este entremado industrial europeo.

Resultados económicos de las principales empresas productoras de armamento

en el Estado Español, 1996 (millones de pesetas)

Empresa Ventas estimadas de material militar (% del total de las ventas) Trabajadores estimados en material militar Beneficio/ Pérdidas estimados en producción militar
Construcciones Aeronáuticas, S.A. (CASA) 48.415 (44%) 3.490 1.966
Empresa Nacional Bazán de Construcciones Navales Militares, S.A. 43.882 (71%) 5.268 -2.485
GRUPO INDRA 27.731 (46%) 1.582 791
Unión Española de Explosivos (UEE) 26.460 (90%) 1.305 180
Grupo Auxiliar Metaúrgico, S.A.(GAMESA) 10.181 (28%) 516 69
Empresa Nacional Santa Bárbara de Industrias Militares, S.A. 7.035 (98%) 1.921 -16.533
Ericsson Radio, S.A. 6.300 (25%) 51 329
Industria de Turbo Propulsores, S.A. (ITP) 4.785 (30%) 216 323
TOTALES 174.789 14.349 -15.360

Fuente: Anuario CIP 1998. “La industria española de armamentos: de la política industrial a la economía de las empresas”. Manuel Manonelles, Arcadi Oliveres y Gemma Xarles

 Como se puede observar en el cuadro, el sector industrial español ha incurrido en grandes perdidas sufragadas por el Estado. El Gobierno ya ha expresado la pretensión de privatizar las empresas o filiales con resultados económicamente viables (INDRA, CASA, Santa Barbara Blindados), y ha expresado su pretensión de recortar las subvenciones a las empresas públicas y una vez saneadas venderlas. Las que no puedan sobrevivir verán disminuir su plantilla hasta que se extingan lentamente. Bazán ya ha empezado un ajuste de plantilla que prevé pasar de la actual de 7.476 personas a 4.959 en el 2002 (País, 18 Julio 1998)

CONCLUSIÓN

Si tenemos en cuenta el contexto europeo que nos rodea, si somos conscientes que el mercado mundial de las armas está sobresaturado, y estamos de acuerdo en que no parecen existir amenazas reales de tipo armado a nuestra seguridad (otra cosa muy distinta es que determinados sectores inventen amenazas para justificar una mayor producción y presencia de militares), entenderemos la necesidad de iniciar lo antes posible una conversión de nuestra industria militar a civil.

La conversión, entendida como una reestructuración industrial, no tiene porque significar cierre y despido. Si se actua con suficiente antelación y planificación, y con participación de todos los implicados, es posible evitar cualquier impacto negativo que una reducción en la fabricación de venta de armamento podría tener sobre el empleo. Además a que a nivel europeo existe el fondo Konver para financiar estas reestructuraciones y hay centros en marcha de asesoramiento de estos cambios, como el Bonn International Center for Conversion (BICC). De hecho, según un grupo de expertos de la o­nU se ha llegado a la conclusión que la misma inversión si en lugar de destinarla a la industria militar, se dirigiera hacia la civil, sería capaz de desarrollar del orden del doble de puestos de trabajo.

En definitiva, una planificación y una participación harían posible este cambio, pero hace falta una voluntad política y disponibilidades económicas que se produciran con mayor facilidad si existe una opinión pública convencida, entre ella los propios trabajadores de estas empresas.



 18/01/2004

Lines of research:
Featured: New interactive map about border militarisation