Una buena noticia

Una buena noticia

Es gratificante dar buenas noticias aunque sea de vez en cuando. Según una nota aparecida en BBCMundo.com el jueves 10 de abril, el Tribunal Superior de Londres falló que es ilegal la decisión de cerrar una investigación sobre un acuerdo multimillonario de venta de armas entre el Reino Unido y Arabia Saudita.
Materiales de Trabajo, núm. 34 (junio 2008)

La Oficina de Fraudes del Reino Unido (SFO) canceló en el 2006, aún durante el mandato de Tony Blair, una investigación sobre un acuerdo de ventas por unos 84.000 millones de dólares. Dicha investigación se originó por la denuncia a la empresa británica fabricante de armas BAE Systems, acusada de efectuar pagos ilegales a funcionarios sauditas para asegurarse los contratos. La cancelación fue ordenada por el propio Blair que escribió una carta personal y secreta aduciendo como argumento que la investigación podía “perjudicar la seguridad británica” y añadiendo razones de “interés nacional”.

Ahora sabemos que las presiones del régimen saudita sobre Londres para frenar las investigaciones de soborno, eran debidas a la implicación de varios miembros de la familia real saudita, el príncipe Bandar bin Sultán se estima recibió 1.500 millones de euros de comisión y viajó a Londres para ejercer personalmente las presiones. Estas presiones consistieron en amenazar con suspender la colaboración antiterrorista, lo que podía permitir que ocurriera un nuevo atentando similar al de Londres de 7 de julio de 2005. Además, tras la suspensión de la investigación, Arabia Saudita acordó comprar al Reino Unido 72 cazabombarderos Eurofighter por valor de unos 8.700 millones de dólares.

Finalmente, este mes de abril, dos jueces del Tribunal Superior dictaminaron que la SFO actuó de manera ilegal y dieron la razón a los dos grupos de presión que realizaron la denuncia, la Campaña Contra el Comercio de Armas y Corner House Research del Reino Unido.



 26/06/2008

Lines of research:
Featured: New interactive map about border militarisation