Contra la feria de armamentos DSEI en Londres

Contra la feria de armamentos DSEI en Londres

A mediados de septiembre de este año se realizó en Londres la que pasa por ser la “más grande feria del comercio de armas del mundo”. Esta feria, denominada DSEI (Defense System & Equipment Internacional) y que se realiza bianualmente, congregó a mercaderes de armas de países como Croacia, Israel, Pakistán, India, China, Jordania y, por supuesto, del Reino Unido. No faltaron a la “feria” 8 empresas españolas, incluyendo la patronal AFARMADE, Santa Bárbara, INDRA y CASA.
Uno de los hechos más escandalosos fue la presencia de una compañía sudafricana ofreciendo bombas de racimo. Estas bombas, presuntamente ilegales, no estallan sobre el suelo, sino que esparcen mini bombas que pueden ser atractivas para niños. UNICEF calcula que alrededor de 1.000 niños han sido heridos o han muerto por algunas de estas bombas en Iraq después de que acabasen los bombardeos; Estados Unidos y el Reino Unido lanzaron 13.000 de ellas.
La parte buena de la noticia es la fuerte respuesta civil que tuvo a través de la campaña Disarm DSEI realizando dos conferencias alternativas, marchas, vigilias con velas, comunicados de prensa, etc., hasta el punto de que incluso el propio alcalde de Londres, Ken Livingstone, del ala izquierda del Partido Laborista, llegó a afirmar que esta feria es una vergüenza que debe ser denunciada por todo londinense.


Un dels fets més escandalosos va ser la presència d’una companyia sudafricana que oferia bombes de penjoll. Aquestes bombes, pressumptament il·legals, no esclaten sobre el terra, sinó que reparteixen mini bombes que poden ser atractives per als nens. UNICEF calcula que al voltant de 1000 nens han estat ferits o han mort per algunes d’aquestes bombes a l’Iraq després que acabessin els bombardejos; Estats Units i el Regne Unit van llançar 13.000 d’elles.

La part bona de la notícia és la forta resposta civil que hi ha va haver a través de la campanya Disarm DSEI, que realitzà dues conferències alternatives, marxes, vigílies amb veles, comunicats de premsa, etc., fins al punt que fins i tot el propi alcalde de Londres, Ken Livingstone, de l’ala esquerra del Partit Laborista, va arribar a afirmar que aquesta fira és una “vergonya que ha de ser denunciada per tot londinenc”.



Related publications
 06/12/2005

Lines of research:
Featured: New interactive map about border militarisation