Del “Angolagate” al “Faina”

Del “Angolagate” al “Faina”

A finales de septiembre de este año, el carguero MV Faina, con bandera de Belize pero propiedad de una compañía de Ucrania, fue abordado por piratas somalíes. Transportaba 33 carros de combate T-72 entre otro armamento y munición, procedentes de Ucrania. Con esta acción pirata comenzaba una historia que ha durado prácticamente tres meses, que ha finalizado con el pago de un rescate a los piratas de ocho millones de dólares por parte del gobierno de Kenia. Sin embargo, según diferentes fuentes, no esta nada claro que éste fuera el destino de los tanques de guerra. Durante estos meses, el carguero ha estado bajo la vigilancia de buques de las fuerzas navales de Estados Unidos, Rusia, Francia y otros países europeos.

Durante las semanas que ha durado el secuestro todo han sido informaciones contradictorias en la prensa. El gobierno de Kenia ha insistido en que el cargamento iba destinado a su ejército, del mismo modo lo han hecho las autoridades de Ucrania. Sin embargo, según la BBC, varias fuentes indicaron que iban dirigidas al gobierno autónomo del sur de Sudán, en contravención del embargo de la ONU a este país, pendiente de un referéndum previsto para el 2010, donde se decidirá la independencia de las regiones meridionales sudanesas. En el mismo sentido, respecto al destino, se expresó un portavoz de la V Flota norteamericana con sede en Bahrein, que afirmó que correspondían a un pedido de un cliente de Sudán. Suficientes noticias contradictorias para poder afirmar que todo ello huele a podrido y, lo que si se puede afirmar es que las armas van destinadas a que las sufra la población de África.



Related publications
 16/01/2009

Lines of research:
Featured: New interactive map about border militarisation