La campaña Banca Armada y mutualistas denuncian las inversiones de Mutua Madrileña en el negocio de la guerra y las fronteras

La campaña Banca Armada y mutualistas denuncian las inversiones de Mutua Madrileña en el negocio de la guerra y las fronteras

Con motivo de la Junta General Ordinaria del Grupo Mutua Madrileña, la campaña Banca Armada ha denunciado esta mañana las inversiones que esta mutua lleva a cabo en el negocio de la guerra y las fronteras. En concreto, y durante el año 2019, Mutua Madrileña invirtió 3.283.600 € en Indra, empresa española que dedica alrededor del 27% de su producción a desarrollar electrónica militar, simuladores de vuelo y sistemas de tiro y de defensa electrónica.

Hoy, y por primera vez, algunas personas mutualistas han participado en la acción de denuncia de las inversiones de Mutua Madrileña en el sector armamentístico y de seguridad fronteriza.

Las mutualistas han dirigido una carta al presidente del Grupo Mutua Madrileña, Ignacio Garralda, para pedir que dejen de financiar la industria de armamento y retiren sus inversiones en Indra Sistemas SA. Tal y como explican las mutualistas en sus cartas, Indra consigue grandes contratos públicos que consumen ingentes cantidades de los presupuestos estatales y europeos, siendo el Ministerio de Defensa español uno de sus clientes principales. La empresa participa en el programa de las Corbetas Avante 2200 de Navantia destinadas a Arabia Saudí, país que lidera la coalición en la guerra contra el Yemen. Por otra parte, la empresa también se lucra con la militarización de las fronteras que tiene un impacto en los derechos fundamentales de las personas refugiadas, que huyen de la violencia en territorios en situación de conflicto armado, como es el caso de Yemen.

Indra es una de las empresas más protegidas de España, con una tasa de crecimiento de ventas del 455% durante el periodo 2006-2015. La empresa copa el 19,4% de las ventas de defensa en el sector de vehículos terrestres, domina las ventas de defensa en el sector espacial y acumula un 38,6% de las ventas de defensa en el sector de misiles -que le reportaron unos 66 millones de euros el año 2016-, además de estar presente en los sectores naval, aeronáutico y, también en el electrónico-informático, donde acapara cerca de la mitad del total de las ventas de defensa y la mayor parte del mantenimiento y modernización de la electrónica de múltiples programas de armamento.

Las mutualistas que han mostrado hoy su rechazo a las inversiones de Mutua Madrileña han destacado que Mutua Madrileña «debe dejar de invertir en empresas que se lucran del negocio de la guerra y que debe incluir en su política de inversiones una cláusula que prohíba que se puedan volver a llevar a cabo inversiones de este tipo».

Esta acción se enmarca en la campaña de acciones de la campaña Banca Armada en las juntas generales de las principales entidades financieras españolas que culminará el próximo jueves 23 de junio con el lanzamiento del nuevo informe sobre la banca armada española que analiza por primera vez las inversiones en la industria de la guerra por parte de aseguradoras y fondos de pensiones.

Puedes leer aquí el texto de las cartas dirigidas al presidente y miembros del Consejo de Administración de Mutua Madrileña.

Si quieres saber más sobre la campaña Banca Armada y su labor para terminar con la financiación de la industria de las armas por parte de las entidades financieras, visita la web de la campaña aquí.



 17/07/2020

Líneas de investigación:
Destacamos: "Exigimos una reorientación urgente de los gastos militares a inversión sanitaria"