Nota de prensa – Bankia ha invertido más de 180 millones de euros en empresas de armamento com Maxam, Navantia, Indra y Oesia

El martes 10 de abril dos miembros de la Campaña Banca Armada participaron en la junta de accionistas de Bankia que se celebró en Valencia.

Así, Edgar Vega y Enrique Sánchez, representantes de la campaña integrada actualmente por siete organizaciones -Centro Delàs de Estudios por la Paz, SETEM, Justicia y Paz, ODG, Colectivo Rets, AA-MOC y FETS- explicaron ante los accionistas y los medios los vínculos de esta entidad con la industria del armamento para sensibilizar y denunciar ante la sociedad los vínculos de estas prácticas financieras con las tragedias humanas consecuencia de los conflictos internacionales.

El año pasado, el presidente José Ignacio Goirigolzarri negó que su entidad financiara ningún tipo de empresa de armas. Pero según los informes elaborados por el Centro Delàs de Estudios por la Paz, entre 2011 y 2016 Bankia ha invertido más de 180 millones de euros en empresas de armamento.

Cómo explicó Edgar Vega, la empresa que ha recibido más financiación (concretamente, 142 millones de euros en créditos) ha sido MAXAM, fabricante de los explosivos militares más grandes del mundo. Esta empresa española fabrica explosivos civiles y militares: municiones de mortero, de calibre mediano, de artillería y de armas ligeras; granadas subacuáticas; y bombas lapa, entre otros. Además, los exporta a países como por ejemplo Arabia Saudí, que está implicado desde hace años en la guerra del Yemen. Hay que recordar que esta empresa fue responsable de la fabricación de minas anti-persona y bombas de dispersión, que no dejó de producir hasta que no se hizo explícita la prohibición de este tipo de armamento.

Otra de las empresas financiadas es NAVANTIA, la principal fabricante española de buques de guerra que ha recibido 30 millones de euros en créditos. Se dedica a la construcción naval militar para las armadas de España, Noruega, Venezuela, Chile, y Malasia.

Bankia también ha destinado más de 5 millones y medio de euros en fondos de inversión, acciones y bonos a Indra, una empresa del Estado Español que desarrolla, entre otras cosas, electrónica militar, simuladores de vuelo, sistemas de tiro y de defensa electrónica. Suministra armas y otros equipamientos militares que alimentan los conflictos armados, y a la vez se beneficia por partida doble del drama de la guerra, puesto que vende equipos de seguridad y control de fronteras para evitar la entrada de las personas busca de asilo al territorio de la Unión Europea.

Finalmente, OESIA ha recibido de Bankia 2 millones y medio de euros en créditos. Es una empresa española que desarrolla tecnología aplicada al sector militar, como los simuladores de artillería de campaña que se utilizan en numerosos ejércitos o como los sensores de busca y seguimiento por infrarrojos necesarios para la busca y detección automática de blancos. El ejército de Arabia Saudí ha adquirido 76 de estos aviones de guerra, que muy probablemente están siendo utilizados en la ofensiva bélica saudí al territorio yemení, como apuntó Enrique Sánchez.

Durante las últimas semanas, la campaña participó en la junta del BBVA que se celebró en Bilbao, a la del Banco Santander, celebrada en Santander y a la de Caixabank, celebrada en Valencia. El 19 de abril participará en la de Banco Sabadell gracias a los votos que accionistas de todo el estado han delegado para denunciar las malas prácticas de estas empresas.

Puedes ver los vídeos de las intervenciones de los miembros de la campaña y la respuesta del presidente aquí.